Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Verdades y mentiras sobre el socialismo

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

 

  1. La economía socialista

 

La presente publicación del Consejo Central de la KNE (Juventud Comunista de Grecia) tiene como objetivo contribuir a la frente ideológico y político contra burguesía y el oportunismo con relación a las cuestiones del socialismo-comunismo, sus leyes científicas y su contribución histórica.

 

El estudio, conocimiento y asimilación de las conclusiones sobre la construcción del socialismo durante el siglo XX se indican en las resoluciones del 18º Congreso del KKE (Partido Comunista de Grecia), estas constituyen un requisito indispensable para reforzar la lucha contra la explotación del hombre por el hombre.

 

La publicación "Verdades y Mentiras Sobre el Socialismo" se divide en tres partes. En la primera parte vamos a tratar con los problemas de la economía socialista. Las otras dos partes trataran, respectivamente, con las cuestiones del poder del obrero y la cuestión de la falsificación de la historia de la construcción del socialismo en el siglo XX.

 

Esta primera parte se divide en 5 capítulos, en los que desarrollamos 5 temas. Hemos elegido comenzar cada capítulo citando a la burguesía y oportunistas, esto con el fin de responder de una forma más didáctica.

 

 

 

Los capítulos son los siguientes:

  1. El propósito de la producción social directa, donde tratamos con el argumento de que: sin el incentivo monetario como motivo de producción esta quedaría parada y estancada.
  2. "La socialización de los medios de producción", un capítulo donde analizamos sus elementos, el proceso de su realización y respondemos a la idea burguesa del "estatismo".
  3. Planificación central, un capítulo donde se analiza la planificación central como la relación (de la producción) comunista y respondemos a la propaganda burguesa y oportunista que dice que la planificación central "ahoga" el desarrollo económico.
  4. Socialismo, relaciones de mercado y comodidades, respondemos a la pregunta "¿Pueden las comodidades y las relaciones de mercado existir y operar adicionalmente a las relaciones comunistas en el socialismo-comunismo?".
  5. ¿El socialismo significa "aislamiento"?, donde también planteamos la pregunta "¿puede construirse el socialismo en un solo país y de serlo podría ser construido en Grecia?".

 

INTRODUCCIÓN

Los jóvenes de nuestra edad, es decir, nosotros que nacimos después de los años 80, hemos crecido y vivido a través de un período que ha sido marcado por la caída del socialismo en la Unión Soviética y los estados socialistas en construcción. Es un período profundamente marcado por las consecuencias de la contrarrevolución y la crisis del movimiento comunista internacional. Una gran calumnia ha sido lanzada contra las contribuciones del socialismo a la humanidad, durante el siglo XX.

 

La construcción del socialismo en la Unión Soviética y los demás países fue el primer intento de los trabajadores, los asalariados y de la clase obrera para hacer y fundar la nueva sociedad comunista, una sociedad sin la explotación del hombre por el hombre. Fue un gran paso de la humanidad hacia el progreso social, mientras que su contribución a los pueblos de todo el mundo fue enorme.

 

Los derrocamientos contrarrevolucionarios no alteran el carácter de la era. El siglo XXI será el siglo de las nuevas revoluciones socialistas.

 

Los derrocamientos contrarrevolucionarios fueron acompañados por las celebraciones de la burguesía y ataques de esta contra el socialismo-comunismo y sus leyes científicas. La restauración del capitalismo fue propagandeada como "eterna" y como la victoria final del capitalismo contra el socialismo. Los teóricos burgueses hablaron del "final" de la lucha de clases, del "fin de la historia", expresando así la ilusión de su clase. El capitalismo fue promovido y sigue siendo promivo como un sistema que supuestamente se adapta a la "naturaleza" del hombre. El funcionamiento del mercado se presenta como una necesidad "natural" y "eterna". La ganancia se presenta como el único motivo para la producción, el desarrollo económico y el progreso social.

 

Detrás de estas "buenas palabras" se oculta la existencia de la explotación capitalista, se oculta que la fuente de los beneficios es el trabajo sin paga de los productores directos, contratados por los accionistas propietarios de los medios de producción. Se esconde que toda la historia de la humanidad se caracteriza por la sucesión de los sistemas socioeconómicos, de comunismo primitivo a la esclavitud y de allí al feudalismo y al capitalismo. Hoy en día, el capitalismo ocupa la posición que anteriormente estaba ocupada por la esclavitud y el feudalismo. Se le han agotado sus límites históricos. Los capitalistas están resistiendo con todas sus fuerzas ante la perspectiva del desplazamiento del capitalismo, la perspectiva de sufrir el mismo destino que la esclavitud y el feudalismo; es decir, que el capitalismo se convierta en una cosa del pasado.

 

Por estas razones, el ataque contra la construcción del socialismo en el siglo XX no es sólo sobre los aspectos históricos, sino que está apuntando hacia el futuro, el futuro de la construcción del socialismo.

 

El socialismo-comunismo no fue la implementación de una "teoría" de que finalmente fracasó, como lo presenta la burguesía. La necesidad que surge del desarrollo de la humanidad, como resultado de la larga historia de la humanidad, la sucesión de los sistemas socioeconómicos y el paso de niveles históricamente más bajos a niveles históricamente altos. Este es un proceso inevitable. En otras palabras, el mismo desarrollo del capitalismo crea las condiciones y la necesidad del paso a una nueva sociedad, la sociedad comunista.

 

La necesidad de una clase de accionistas, completamente inútil en el proceso de producción, es decir, la clase de los capitalistas, ha agotado los límites de su existencia histórica. Ellos tienen el papel de parásitos. Ellos están completamente separados de todo el proceso que genera la riqueza y las ganancias, por el cual viven vidas de lujo; lo único que les interesa es qué tan rápido y qué tan grande será el beneficio que obtengan y no la utilidad social de la producción.

 

Hace unos años hubo un anuncio que mostró un pasajero en un crucero. El capitán y la tripulación le llamaban "jefe" a pesar de que no sabía que el barco era su propiedad. El anuncio decía: "¡Usted no sabe lo que tiene!" Esta es la realidad de los accionistas de los monopolios.

 

Esto se debe a que el trabajo en la producción capitalista organizada adquiere un carácter cada vez más social. Lo cual significa que los medios de producción se desarrollan y evolucionan de manera que la gente pueda operarlos por completo sólo en común. La producción de un producto-mercancía es el resultado de la cooperación y el trabajo común de miles, tal vez millones de personas, que posiblemente nunca se conocerán y que pueden vivir en todo el mundo.

 

Las grandes empresas capitalistas forman grupos monopolistas como resultado de la tendencia a fortalecer el carácter social del trabajo sin destruir el control privado sobre los medios de producción y el modo de producción capitalista. La creación de grandes empresas que controlan todo el proceso de producción desde la producción de la materia prima hasta la comercialización del producto final con fines de lucro reúne a diferentes sectores económicos y a miles de empleados de diferentes nacionalidades.

 

Las crisis económicas capitalistas, que están en el ADN del propio capitalismo desde el primer momento de su existencia, evolucionan de una manera que revela los límites históricos del capitalismo. La contradicción entre el carácter social del trabajo y la propiedad capitalista se manifiestan violentamente. La "continuidad" en el desarrollo capitalista requiere de la destrucción de las fuerzas productivas; es decir, despidos masivos, el cierre de empresas, la destrucción de bienes no vendidos, la depreciación del dinero no utilizado, etc. Se suprime la clase capitalista, pero no es todavía una sociedad sin clases (comunista).

 

Desde el principio se establecen las bases para el nuevo modo de producción: la propiedad social de los medios de producción concentrados, es decir, las fábricas, los medios de transporte y comunicación, energía, materias primas, la tierra, el comercio minorista, etc. Planificación centralizada para la producción con el objetivo de satisfacer las necesidades sociales y el control de los trabajadores en la dirección y administración.

 

“De la misma manera, la producción cambia de una serie de actos individuales a una serie de actos sociales y los productos del individuo a productos sociales. El hilo, la tela, los artículos de metal que ahora salieron de la fábrica son el producto conjunto de muchos trabajadores a través de cuyas manos tenían que pasar sucesivamente antes de que estos estuvieran listos. Una sola persona no podría decir de ellos: Yo lo hice, este es mi producto.” F. Engels, Anti-Dühring, Sinchroni Epochi, p.419

 

Algunos ejemplos que demuestran el carácter social de la producción:

Existe una característica ejemplar de las empresas que optan por la llamada estrategia de "integración vertical", es decir, que ellos mismos controlan todo el proceso de producción desde las materias primas hasta la recuperación (por ejemplo, Intel, Motorola, Fujitsu, Siemens, Philips, etc.) Así como el ejemplo de las empresas (Dell, Gap, Nike, Cisco, etc.) que utilizan ampliamente el sistema de contratación, es decir, la división del proceso de producción en varias partes y la repartición a otras empresas afiliadas en todo el mundo.

 

En cualquier caso, la conclusión es la siguiente: los productos son productos de un grupo colectivo, es decir, la mano de obra social de muchos miles de trabajadores. Por lo tanto, la producción de " integración vertical" de Dell, Intel y Philips a nivel mundial requiere de la colaboración de más de 100.000 empleados en cada empresa, mientras que el proceso de producción de Siemens reúne a más de 350.000 empleados en todo el mundo. Del mismo modo, la empresa informática Dell emplea para la producción de materias primas aproximadamente 110.000 empleados de la propia empresa, aproximadamente 60.000 empleados de QUANTA, aproximadamente 1,2 millones de empleados de Foxconn, aproximadamente 50.000 empleados de Solectron y varias más decenas de miles de trabajadores de otras empresas que cooperan con Dell.

 

Número de trabajadores en algunas grandes empresas:

Vodafone: 85.000 empleados

TNT Express: 82.000 empleados

Microsoft: 92.000 empleados

Shell: 101.000 empleados

IKEA: 127.000 empleados

Ford: 165.000 empleados

General Motors: 210.000 empleados

Toshiba: 210.000 empleados

 

Los grandes grupos monopólicos abarcan todo el planeta. Tienen toda una red global de investigación, producción y comercialización de sus productos y por lo general operan en varios campos. Cientos de miles de trabajadores están empleados en diversos sectores de la producción con el fin de producir sus productos.

 

Por ejemplo, en el mapa de la famosa multinacional Philips, podemos observar en forma característica la actividad global de la empresa. El grupo Philips cuenta con aproximadamente 125.000 empleados y opera en el sector de los dispositivos eléctricos y electrónicos, industria de la iluminación y la industria de los sistemas médicos. Posee puntos de ventas y servicios en más de 100 países, con 124 instalaciones de producción en todo el mundo, 9 centros de investigación en Europa, Norteamérica y Asia.

 

La producción y toda sociedad está siendo organizada por el sistema con base en las relaciones de propiedad sobre los medios de producción. La clase que posee los medios de producción es el que tiene el poder y así determina el conjunto global de las relaciones sociales, leyes, y establece una ética basada en lo anterior. Incluso en sus condiciones de deterioro, esta clase tiene los medios para imponer su voluntad y sus intereses. El derrocamiento de la clase que no ocurre de manera evolucionaria o poco a poco, sino de una manera violenta y revolucionaria.

 

Esto ocurrió incluso cuando la propiedad de los medios de producción cambió de manos de una clase a otra sin la eliminación de la explotación, por ejemplo: el paso del feudalismo al capitalismo, esto a pesar de que las relaciones de propiedad capitalistas aparecieron en el terreno de la vieja sociedad. Entonces la revolución política fue necesaria, la acción política de masas (burgueses, proletarios, campesinos) con el fin de derrocar el viejo poder que establecía obstáculos ante del desarrollo capitalista.

 

“En la producción social de su existencia, los hombres inevitablemente entran en relaciones definidas, las cuales son independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponda a una fase determinada del desarrollo de las fuerzas de producción materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la cual se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de la conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso general de la vida social, política e intelectual. No es la conciencia del hombre la que determina su existencia, sino su existencia social la que determina su conciencia. En una cierta etapa del desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en conflicto con las relaciones de producción existentes o - expresando lo mismo en términos legales - con las relaciones de propiedad dentro de las cuales operaban hasta ese momento. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas estas relaciones se convierten en trabas. Y se abre así una época de revolución social. (...) Las relaciones burguesas de producción son la última forma antagónica del proceso social de producción - antagónica no en el sentido de antagonismo individual, sino de un antagonismo que proviene de las condiciones sociales de existencia del individuo - pero las fuerzas productivas que se desarrollan dentro de la sociedad burguesa crear las condiciones materiales para una solución a este antagonismo. La prehistoria de la sociedad humana consecuentemente se cierra con esta formación social.” K.Marx, Contribución a la Crítica de la Economía Política, Prefacio, "Sinchroni Epochi", p.19-21

 

Las nuevas relaciones de producción, en el comunismo, son relaciones libres de explotación, es decir, no se basan en la explotación del hombre por el hombre. El parasitismo desaparece. Nadie vive del trabajo ajeno y en detrimento del otro.

 

Las relaciones comunistas de producción no pueden aparecer dentro del capitalismo, porque requieren de la abolición de la posesión capitalista de los medios de producción y la explotación capitalista. A pesar de que la habilidad objetiva para las relaciones comunistas se desarrolla en el capitalismo éstas no pueden ser impuestas sin su derrocamiento. Sin embargo, las relaciones capitalistas no pueden ser abolidas por su propia cuenta. Alguien debe abolirlas. La única fuerza social que tiene un interés en ello y que es capaz de llevarlo cabo, es la clase obrera. En otras palabras, la clase de los asalariados que no tienen el control de los medios de producción y que se ven obligados a vender su trabajo para poder vivir sin importar si son los trabajadores manuales de la industria, o personal especializado, o trabajadores de los sectores tradicionales o nuevos sectores de producción.

 

Pero para llevar a cabo un cambio, la clase obrera debe dominar, lo que significa que debe tomar el poder. La clase de los trabajadores con su propio Estado, la dictadura del proletariado, que es el poder de los trabajadores, también se basa en sus aliados, los pobres y los sectores populares, que suprimen las antiguas relaciones sociales y forman nuevas.

 

Estas relaciones, como sucedió históricamente con las anteriores, feudales, capitalistas etc., no se forman instantáneamente, sino en el curso del pasaje de una fase menor a una fase superior. Una diferencia básica en relación a todas las revoluciones anteriores, es que las relaciones comunistas se construyen a través de la acción consciente de una fuerza revolucionaria en la sociedad, la clase obrera.

 

Por lo tanto, cuando hablamos de socialismo, nos referimos a la primera fase histórica de la sociedad comunista. Se trata de una sociedad "imperfecta" que se desarrolla y en esta hay una lucha entre las "semillas" de la nueva sociedad y las "sobrevivientes" de la antigua sociedad en todas las esferas de la vida social. Existe una lucha por el cambio radical de todas las relaciones económicas y subsecuentemente todas las relaciones sociales se vuelven comunistas.

 

¿Cuál es la diferencia entre la fase inferior y la fase superior del comunismo? En primer lugar, se diferencian en el reparto de la riqueza producida. En el socialismo, la fase inmadura del comunismo, una parte de las necesidades sociales, que se refiere a la educación y la formación de las personas, la protección de su salud, su acceso a la cultura, el deporte y para otros servicios, es gratis para todos. Sin embargo, una gran parte del producto que se destina al consumo individual se distribuye basado en el principio de " a cada uno según su aporte", mientras que "todos trabajan según sus capacidades " y no en "a cada uno según sus necesidades", que es el principio comunista de la repartición.

 

Esto sucede debido a que el desarrollo de las fuerzas productivas y la productividad del trabajo aún no han alcanzado el nivel necesario para cumplir todas las necesidades individuales y también porque la conciencia de la clase obrera y del resto de la gente no se ha desarrollado a ese nivel sobre la cuestión de la posición de cada uno en el trabajo social directo. Es decir, el trabajo cuyo producto pertenece a la sociedad. La postura comunista con respecto al trabajo no domina instantáneamente. En primer lugar, aún existen percepciones muy arraigadas que vienen del capitalismo en cuanto al beneficio personal, aunque este sea a expensas de un colega, en otras palabras, debido a la competencia entre los trabajadores. Además, conforme la clase trabajadora adquiere la capacidad de tener un conocimiento completo de las diferentes secciones del proceso de producción y la capacidad de tener un papel importante en la organización del trabajo poco a poco y no de manera unificada, se es posible que los trabajadores que mantienen una función administrativa en la producción o los trabajadores con una alta especialización científica separen sus intereses individuales o de grupo del interés social, reclamando así una mayor parte del producto social.

 

La Comuna de París, del 18 de marzo al 28 de mayo de 1871, fue la primera revolución proletaria que llevó a la clase obrera al poder. La Comuna vivió durante 70 días. Los trabajadores revolucionarios fueron masacrados por los ejércitos de la clase burguesa de Francia y Alemania. Durante su corta existencia logro acumular una gran cantidad experiencia tanto positiva como negativa para la estrategia revolucionaria de la clase obrera. Su experiencia se estudió y fue una fuente de las preciosas conclusiones de K. Marx, F. Engels, y más tarde V.I. Lenin.

 

“La condición de capital es el trabajo asalariado. (...) El progreso de la industria, cuyo promotor involuntario es la burguesía, sustituye el aislamiento de los obreros debido a la competencia, por su unión revolucionaria debido a la asociación. Por lo tanto, el desarrollo de la industria moderna, destruye bajo sus pies las bases sobre las cuales la burguesía produce y se apropia de lo producido. Lo que la burguesía finalmente produce son a sus propios sepultureros. Su hundimiento y la victoria del proletariado son igualmente inevitables.” K.Marx, El Manifiesto Comunista, "Sinchroni Epochi", pg. 40

 

Las desigualdades y las diferencias siguen existiendo, por ejemplo, entre los trabajadores de trabajo intelectual y manual, los trabajadores de alta y baja especialización y entre la ciudad y el campo, estas deben erradicarse gradualmente y a través de un plan.

 

La experiencia histórica ha demostrado que, en la primera fase del comunismo, el socialismo, al lado de las nuevas relaciones las viejas aún sobreviven, heredadas del pasado con la perspectiva de ser erradicadas durante el curso de la construcción del socialismo. Esto ocurrió con la producción agrícola en la Unión Soviética. En otras palabras, junto con la socialización de los medios básicos y concentrados de producción, existen en un primer momento, formas de propiedad individual y de grupo en las ramas de la economía en la que la socialización no es inmediatamente posible. Por eso, en estos sectores de la producción, se crean las cooperativas, a fin de que las condiciones para la erradicación de las relaciones no-comunistas se formen.

 

Por todas estas razones, en el socialismo, las contradicciones de clase se conservan y, por lo tanto, la lucha entre clases continúa con otras formas y medios, con la clase de los trabajadores como el líder y con el objetivo de erradicar estas contradicciones.

 

A medida que la clase obrera se corresponde a su papel histórico cambia su propio carácter. No sólo se convierte en el productor del producto social, sino que pasa a ser un organizador directo del proceso de producción.

 

La construcción socialista en la URSS, Europa Central y del Este, y en otras partes, fue un primer intento para la construcción de esta nueva sociedad. Fue un gran paso adelante, un hecho de importancia trascendental para la clase obrera y para toda la humanidad en su lucha por la liberación de las cadenas de la explotación. En este intento, que tuvo lugar dentro de una multitud de dificultades y condiciones históricas sin precedentes, la posibilidad de la reversión de curso y la regresión hacia el capitalismo fue subestimada en un principio por todos los partidos comunistas. Sin embargo, los derrocamientos son temporales, estos no cambian el curso de la historia o el movimiento de la sociedad hacia adelante, hacia la eliminación de las clases sociales, la explotación y las desigualdades de clase. La regresión no es un fenómeno sin precedentes en la evolución social. Ningún sistema socioeconómico se estableció inmediatamente en la historia y esto es demostrado por la misma historia de la dominación capitalista.

 

"El capitalismo es históricamente obsoleto. Se prevé la necesidad y la oportunidad del socialismo, la vitalidad indomable y la oportunidad del marxismo-leninismo, la teoría científica que demuestra una vez más su prevalencia, su función irreemplazable como instrumento teórico para el análisis, el conocimiento y el cambio revolucionario de la sociedad. El derrocamiento contrarrevolucionario no cambia el carácter de la era. Hoy en día la fase de recesión y retroceso del movimiento revolucionario internacional es temporal. La nueva fase de ascenso ya está madurando en la intensificación de la lucha de clases, la resistencia de la clase obrera internacional y los nuevos fenómenos de despertar y la militancia de los pueblos. El siglo XXI será el siglo del reagrupamiento de las fuerzas revolucionarias, la repulsión del ataque del capital internacional y del contraataque. Será un siglo de un nuevo ascenso del movimiento revolucionario mundial y una nueva serie de revoluciones sociales ". Programa del KKE (antes del 19º Congreso del KKE)

 

El 28 de diciembre de 1991, un día después de que bajara la bandera de la URSS del Kremlin, "Rizospastis", órgano del CC del KKE, escribió en primera plana:

 

"La bandera roja con la hoz y el martillo fue bajada del Kremlin. Nosotros la llevamos en alto. Millones de comunistas en el mundo la mantienen en alto. Mañana se levantará de muchos más. Camaradas, MANTENGAN LA BANDERA EN ALTO".

 

1. EL OBJETIVO DE LA PRODUCCIÓN SOCIAL DIRECTA.

El motivo del capitalismo es la ganancia y el sueño de que cualquier individuo también pueda convertirse en millonario. El motivo del socialismo es la conciencia de cada persona; esto significa trabajar con criterios de competencia y sea productivo para que el sistema pueda funcionar y la sociedad se moverá hacia adelante con pasos rápidos; una utopía para los niños. Es por eso que la poderosa Unión Soviética se derrumbó como una torre de papel (...). La seguridad de que nada puede poner fuera de mi posición de punto muerto crea la inercia, la corrupción. Tan dramático; tan inhumano; Sin embargo, tan realista. La bendición del trabajo garantizada para todo el mundo termina, en las condiciones actuales, siendo una maldición. " (Periódico "To Vima", 20/04/2011)

 

Producción de las ganancias de los capitalistas

El único motivo, la única fuerza motriz de la economía y la producción es el objetivo de una mayor ganancia. Tratan de presentar esto como un pensamiento profundamente elaborado, aunque en realidad es un cliché y una opinión profundamente reaccionaria tener en cuenta que (presentados como realistas) los seres humanos por naturaleza son "imperfectos" y egoístas, que no puede existir a menos que trabajen bajo amenazas para su supervivencia, que la única fuerza creativa es la que organiza la producción a los efectos de la ganancia capitalista y la riqueza personal de los propietarios de los medios de producción. Si eso no sucede entonces la producción termina estancada y es anti-productiva. Se trata de un petrificación conveniente del sistema de explotación.

 

Esta opinión no tiene en cuenta una característica básica de la "naturaleza humana". Los seres humanos son criaturas sociales que desarrollan y evolucionan junto con la sociedad en la que viven. En primer lugar se forman y desarrollan la conciencia de las condiciones materiales que experimentan. Las relaciones de producción tienen un papel decisivo en este punto.

 

Los seres humanos pensaban de manera diferente en la sociedad esclavista, de manera diferente en la sociedad feudal y diferente en la sociedad capitalista. El sistema de relaciones, las leyes y la moral, etc., fueron determinados por la clase dominante, es decir, la clase de los propietarios de esclavos, los señores feudales y los capitalistas, respectivamente. La clase que es dominante en cada época presenta su sistema como un sistema eterno. Por lo que el mencionado dictamen afirma que los seres humanos seguirán teniendo los mismos pensamientos para la eternidad es decir, los pensamientos que tienen hoy en día bajo el capitalismo, encadenados por los siglos de explotación de clase y la conciencia que crea. Por supuesto, si esto era cierto, entonces todavía estaríamos teniendo los mismos pensamientos que hombres de las cavernas o personas de la época medieval.

 

Sin embargo, todas las formas de actividad económica, la actividad empresarial, la inversión tiene lugar en el que el capitalista puede tener una mayor y más rápida ganancia. ¿De dónde conduce este motivo? Este motivo es la razón por la que en el siglo XXI a pesar de que la ciencia ha dado pasos gigantes, en materia de tecnología y producción y ofrecen posibilidades sin precedentes, millones de personas se mueren de hambre, y siguen muriendo de enfermedades tratables, además de que ni siquiera pueden satisfacer sus necesidades más básicas.

 

A través del curso de la historia, la ganancia capitalista jugó un papel progresista en la disolución de la compulsión feudal y el desarrollo de las fuerzas productivas. Durante el pasado e incluso hasta hoy, se creó para las condiciones previas para la satisfacción de las necesidades sociales ampliado. Se formó, en el transcurso de la historia, la clase social, una fuerza de trabajo cuya posición social conduce a que tiene el objetivo histórico de organización de la producción sobre la base de la satisfacción de las necesidades sociales. propio beneficio capitalista, finalmente, se convierte en un obstáculo en este sentido y debe ser abolida.

 

Debido a que la ganancia capitalista es la fuerza impulsora de la producción, el modo de producción capitalista está relacionado con las crisis económicas que causan una enorme destrucción de la producción; esto es tanto un fenómeno histórico y contemporáneo como se demuestra claramente por millones de desempleados en los países capitalistas, por las fábricas abandonadas cerrar debido a la competencia, con los sectores en descomposición (construcción, industria de la construcción naval, la industria textil, etc.), a pesar del hecho de que la fábricas antes mencionadas, si se opera, podrían contribuir a resolver problemas significativos los pueblos están experimentando. Se puede ver un ejemplo de tal destrucción en un país como Grecia, que a pesar de que tiene una zona con cientos de islas y costas que se extienden innumerables kilómetros, la industria de la construcción naval del país se descuida y en 2012 todavía existía islas habitadas aisladas.

 

Es cierto que en el capitalismo hay muchas maneras de aumentar la productividad del trabajo, para introducir nuevas tecnologías en la producción, para llevar a cabo grandes avances en la implementación de nuevos métodos, en la aplicación de las innovaciones, etc. Sin embargo, esto ocurre en una desigual camino y no beneficiar a la sociedad en consecuencia, debido a que su aplicación tiene el beneficio capitalista como único criterio. Imaginemos los saltos y el progreso que puede ocurrir en una sociedad que planifica y desarrolla las fuerzas productivas con la prosperidad social como criterio, aplicando todas sus fuerzas en esta dirección y no hacia los intereses de los capitalistas.

 

Por ejemplo, en el marco del capitalismo, la introducción de nuevas tecnologías en el proceso de producción es a expensas de la clase obrera. A pesar de que el tiempo de trabajo puede reducirse y el aumento de la productividad laboral se puede garantizar, sin embargo, esto no está sucediendo hoy en día. Del mismo modo, el desarrollo de la tecnología y la ciencia puede contribuir a la mejora de las condiciones de trabajo actuales, sin embargo, los accidentes de trabajo, incluso fatales, son un fenómeno cotidiano en las industrias.

 

Además, ¿cómo se explica que la fuerza motriz de la producción es la ganancia de los capitalistas? Somos conscientes, por ejemplo, que las empresas multinacionales ajustan su política de investigación con el fin de asegurar la "obsolescencia incorporada" de sus productos. Científicos con talento no se dedican a la mejora de la calidad de los productos, garantizan que los productos serán destruidos después de un período específico de uso, por lo que el consumidor tendrá que comprar otros nuevos. Esto es algo que podemos observar, por ejemplo, en las piezas de repuesto de sector del automóvil, que tienen una fecha de vencimiento específica, así como en los aparatos domésticos, computadoras y otros productos. Esto significa que el capitalismo produce con el objetivo de devaluar rápidamente el producto con el fin de sustituirlo por otros nuevos a través del mercado.

 

El ánimo de lucro de la producción es incompatible con la satisfacción más amplia de las necesidades del pueblo. Lo que significa que la riqueza personal de un capitalista es incompatible con la satisfacción de las necesidades sociales.

 

La llamada "obsolescencia programada" es un método de diseño industrial y la construcción de un producto para que el producto tenga un período específico y limitado de la operación a pesar del hecho de que podría durar más tiempo. Es una "idea" desarrollada por las empresas capitalistas con el fin de promover un mayor número de nuevos productos en el mercado, ya que los viejos desgaste a cabo en un periodo de tiempo corto. Estos tipos de ideas surgen debido a la búsqueda de beneficios.

 

El coloso norteamericano en el sector del automóvil, General Motors, fue de los primeros en introducir la "obsolescencia", en la década de 1920. Esto se está expandiendo a múltiples sectores de la producción, el sector del automóvil, electrodomésticos, bombillas, cómputo, software, dispositivos electrónicos en general, industria de la confección y en otros lugares. La compañía prominente de Apple se dice que es un especialista en términos de la "obsolescencia incorporada" de sus productos, ya que durante los últimos años muchos informes y quejas aparecen en relación con sus productos, ya que crea productos que son muy caros y difíciles de reparar.

 

Esto se debe a que tiene como objetivo obligar a comprar nuevos dispositivos. Por ejemplo, en algunos de sus productos incluso la sustitución de la batería puede costar tanto como un dispositivo nuevo. La empresa se dice que está tratando de crear un círculo de compra de 1 a 2 años para el "I-pod" (reproductores de música) y de 2 a 3 años para los ordenadores portátiles.

 

Este es un argumento en contra de aquellos que dicen que el motivo de la ganancia capitalista y la competencia conducen a productos de alta calidad. En lugar de crear un producto duradero, crean productos que se desgastan fácilmente; esto conduce a los residuos adicionales de mano de obra, materias primas, etc. En lugar de planear y programar el desarrollo de la producción con el fin de cubrir todas las necesidades de la población a un nivel cada vez más alto, hay una planificada y programada "destrucción" de productos para servir a la ganancia capitalista.

 

Algunos autores han estado utilizando hasta resmas de papel alabar a la competencia, la empresa privada, y todas las otras magníficas virtudes y las bendiciones de los capitalistas y el sistema capitalista. Los socialistas han sido acusados ​​de negarse a entender la importancia de estas virtudes, y haciendo caso omiso de la "naturaleza humana". Como cuestión de hecho, sin embargo, el capitalismo hace mucho reemplazado, la producción de mercancías independientes pequeños, en las que la competencia podría desarrollar la empresa, la energía y la iniciativa audaz a cualquier medida, por empresas grandes y producción de la fábrica, la acción común de muy gran escala, sindicatos y otros monopolios. (...)

 

Lejos de la extinción de la competencia, el socialismo, por el contrario, por primera vez, crea la oportunidad para el empleo en una muy amplia y en una escala realmente masiva, para llegar a facilitar la mayoría de las personas que trabajan en un campo de trabajo en el que se pueden visualizar sus capacidades, desarrollar las capacidades, talentos, y evidenciando, tan abundantes entre las personas a las que el capitalismo aplastado, suprimida y estrangulada en miles y millones (...)

 

Por primera vez después de siglos de trabajar para los demás, de trabajo forzado por el explotador, se ha hecho posible trabajar para uno mismo y, además, emplear todos los logros de la tecnología y la cultura moderna en su trabajo ".

V.Ι Lenin «Cómo organizar la competición», Obras completas, Sinchroni Epochi, V35, p.195

 

En el socialismo, la fuerza motriz de la producción es la satisfacción de las necesidades sociales, la garantía de la prosperidad de la gente. Lenin dijo: "El comunismo es la mayor productividad de la mano de obra en comparación con la existente en el capitalismo de los trabajadores voluntarios, con conciencia de clase y unidos empleando técnicas avanzadas. (...) El comunismo comienza cuando los trabajadores comunes y corrientes de archivos muestran una preocupación entusiasta que no se desanima por arduo trabajo para aumentar la productividad del trabajo, el marido cada pud de trigo, carbón, hierro y otros productos, que no se acumulan para los trabajadores personalmente o de su linaje, sino a su linaje "distante" y familiares, es decir, a la sociedad en su conjunto, a decenas y cientos de millones de personas unidas primero en un estado socialista, y luego en una unión de repúblicas soviéticas".

 

En el marco del socialismo, donde se socializan los medios de producción, los trabajadores disfrutan de muchas maneras, a corto plazo y largo plazo, los resultados de su trabajo.

 

En el socialismo, la pereza o la negativa deliberada para llevar a cabo funciones productivas no son recompensados. Lenin decía que "el que no trabaja, no come". Por supuesto, esta "amenaza" fue dirigida principalmente al sector de la población procedente de la clase burguesa, los distintos empleados del estado acostumbrados al trabajo parasitaria y grandes salarios - un bastión del poder burgués -, y todos los que habían aprendido a vivir en el costa del trabajo de otros.

 

La actitud comunista hacia el trabajo no tiene nada que ver con lo que los burgueses plantean, nada que ver con la "inercia", "falta de acción", y "la pereza". Por el contrario, la clase obrera tiene un mayor apetito de contribuir a la mejora de las técnicas de producción y esto se debe a la cantidad y el método aplicado de la producción, la calidad del producto están relacionados con la mejora de la vida de las personas, los propios productores. El socialismo puede apuntar a grandes logros en relación con el aumento de la productividad, la mejora de las técnicas de la producción, centrándose en la prosperidad colectiva del pueblo. Por otra parte, la iniciativa individual y la contribución individual puede adquirir una nueva calidad, como parte del intento colectivo para elevar las condiciones de vida de la población.