Síguenos en

O escríbenos a:

fjcmexico@gmail.com


Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

LA FJC denuncia ataque de porros en CCH Naucalpan y exhorta a la organización

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

 

Indudablemente la respuesta por parte de la comunidad para lanzar una ofensiva contra las fuerzas reaccionarias nos superó cualitativamente, no obstante, eran intentos primarios por reconstruir la organización que se había perdido después de un periodo de desmovilización y dispersión.


El pasado 23 de septiembre mientras compañeros de CCH Naucalpan realizábamos nuestra Asamblea General, un grupo de porros lanzaron petardos al lugar donde nos encontrábamos. Este hecho está enmarcado dentro de los ataques que un día antes los porros habían cometido en contra de compañeros del CCH Vallejo.

 

Hay que señalar que no era para sorprenderse que los porros atentarán contra un intento organizativo del estudiantado, éstos han sido cooptados materialmente y son direccionados para servir a las maniobras de los partidos del régimen que obedecen al poder de los monopolios, los cuales son responsables directos de la creciente crisis que empeora nuestras condiciones de vida.

 

Cada vez que los estudiantes se acercan a otros sectores en busca de alianzas para exigir justicia estos responden con terrorismo porque ven con temor el auge de la conciencia y unidad entre todo el pueblo.

 

No hay motivos para avergonzarnos, si nos tropezamos fue porque caminábamos. Sólo organización, y la acción que genere ésta, nos puede dejar experiencias sobre nuestro porvenir. ¿Cuáles son las experiencias? Primero, que el sector que se autodenomina el "más radical" no le importa en absoluto las decisiones de la inmensa mayoría que está dispuesta a resolver sus problemas. Segundo, que debemos insistir en extender las alianzas, mas debemos mantener una lucha sin cuartel contra los que tratan de sabotear de uno u otro modo la organización estudiantil.

 

Los monopolios, a través del aparato estatal, no dejarán de reprimir a las masas populares y obreras, precisamente porque el Estado es la organización violenta de una clase contra otra. Por ello, no basta con luchar en contra del papel de la autoridad ni con buscar una mejor gestión del sistema, es necesario prepararnos para ir a la raíz del problema, luchar por transformar la manera en la que está organizada nuestra sociedad porque mientras ésta no cambie seguiremos experimentando epidemias de violencia contra la juventud, contra los trabajadores y contra las clases desposeídas.

 

Por último, si bien, es necesario también resolver nuestros problemas inmediatos debemos insistir que la lucha estudiantil contra el capital no debe estar por ningún motivo apartada de las demás luchas. Esta situación nos obligará a mantenernos en guardia, a mejorar las propuestas para elevar los niveles de lucha, a aumentar la disciplina y seriedad para llevar a cabo acciones.