Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Llamado a los jóvenes trabajadores, campesinos y estudiantes

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Ser joven resulta para muchos de nosotros ser la mejor etapa de la vida. Algunos pueden disfrutar de las comodidades otorgadas por sus padres, sin que nada les preocupe. Pero para una amplia mayorı́a las cosas no son tan sencillas; el trabajar, estudiar e intentar sobrevivir a los males sociales es un reto de todos los dı́as, saber de antemano que nada es fácil, nada es estable y la vida tiene un costo muy alto, sin tener tiempo de pensar por qué las cosas son ası́ y mucho menos cómo cambiarlas. A pesar de las diferencias entre ambos casos, tarde o temprano la mayoría de los jóvenes tendremos que vivir en carne propia el problema del desempleo, la inseguridad, los bajos salarios, la subcontratación, la falta de acceso a la salud, la educación y la vivienda, a comenzar una familia sin poder mantenerla.

Nos han hecho creer que todo mejorará si nos esforzamos, si trabajamos arduamente. Pero si volteamos a ver a nuestros padres, a nuestros abuelos, vemos que ellos se han matado trabajando toda su vida y sin embargo las cosas siguen igual. Por el contrario, vemos a aquellos hijos de empresarios, de polı́ticos, de narcotraficantes, quienes pasarán sus años en la fiesta, yendo a las mejores escuelas; y sin esforzarse ni trabajar tendrán su vida resuelta. No se trata de una cuestión de voluntad, sino de la lógica del sistema económico en el que vivimos; el capitalismo, donde unos pocos se enriquecen del trabajo de la gran mayorı́a. Por ejemplo, actualmente en México hay tan sólo 2 mil 540 multimillonarios que manejan el 43% de la riqueza del paı́s, mientras que 61 millones de mexicanos (más de la mitad de la población) no les alcanza siquiera para vivir dignamente.

El capitalismo necesita mano de obra barata para explotar. Por eso, prioriza las escuelas técnicas y limita el ingreso a las universidades. Por eso, el desempleo juvenil es tan grande: quien quiera trabajo deberá sacrificar su vida en todos los aspectos. De ahí la existencia del trabajo subcontratado, de muchas horas y pocosalario.

En el capitalismo lo único importante es la ganancia. Por eso, el narcotráfico crece tanto mientras genere dinero. Por esta razón, no hay apoyo para estudiar, para formar una nueva familia, para hacer deporte o acceder a la cultura.

¿Estamos condenados a vivir ası́ por siempre?¿Hay forma de cambiar las cosas?

Si el problema es el sistema económico, la única solución es acabar con él de raíz. La única forma de solucionar los problemas de la juventud, y en general, de la mayorı́a de la población; es cambiando el orden económico, uno donde no sea la ganancia lo que decida todo, sino las necesidades de toda la población. Pero eso no se puede dar dentro de los marcos de la polı́tica actual; no se puede construir una economı́a obrera y popular, sin construir también un poder obrero y popular. Si este Estado y gobierno, responden a los intereses de la clase capitalista, debe destruirse y construir sobre sus cenizas un nuevo Estado que sirva a los intereses de los trabajadores. Pero como la historia lo demuestra, aquellos que tienen el poder y las riquezas no las soltarán sin pelear, y no hay más opción que pagar con la misma moneda.

Como jóvenes, la única opción para conquistar nuestro presente y nuestro futuro es organizarnos y luchar. Todos los jóvenes trabajadores, estudiantes, desempleados, madres solteras, campesinos, debemos unirnos a la clase obrera y a las masas trabajadoras para destruir este sistema socioeconómico y crear uno nuevo, donde tengamos verdaderas oportunidades y recibamos lo que nos corresponde.

En la Federación de Jóvenes Comunistas, puedes organizarte junto con los muchos jóvenes que han dejado la apatı́a, el miedo y han decidido actuar. La FJC es la organización de la juventud rebelde, insumisa, que lucha por un cambio real. Nos forjamos en el estudio del marxismo-leninismo que nos da las armas teóricas y prácticas para prepararnos en la lucha real, en la práctica diaria en las calles donde se encuentra la gente que lo necesita, defendiendo la causa justa de los trabajadores en nuestro paı́s y en todo el mundo.

Luchamos por conseguir mejores condiciones laborales para la juventud: salarios altos, contratación estable, horarios que permitan tener una vida fuera del trabajo, posibilidad de adquirir experiencia. Mejores condiciones educativas que permitan a todos los que quieran estudiar que lo hagan: esto incluye no sólo la gratuidad en las colegiaturas, sino también en el transporte, la vivienda y la comida; ası́ como la eliminación de los exámenes de selección y el mejoramiento de la calidad en las escuelas. Acabar con el desempleo y todas sus consecuencias: alejar a la juventud del narcotráfico y la drogadicción; condiciones para disfrutar y acceder al deporte y la cultura; condiciones de vida digna si se decide tener hijos; acabar con la necesidad de migrar a los Estados Unidos.

Luchamos por conseguir todo esto, sabiendo que la única forma de obtener triunfos per- manentes es acabando con todas las formas de explotación capitalista; la única opción es luchar por la revolución socialista.

¿Te das cuenta de la importancia que puede significar que como jóvenes decida- mos organizarnos y modificar la historia de nuestro país?

Dicho ya conocido es el de que los jóvenes somos el futuro del mañana.

Pero, y si elegimos modificar el orden que hasta ahora a prevalecido.

No es una decisión ni una tarea fácil, tampoco es para todos, pero si tú lo sientes y estás dispuesto, en la Federación de Jóvenes Comunistas podrás organizarte y luchar. Es momento de tomar la iniciativa de hacer que un mejor futuro sea posible.


El Buró Políticode la Federación de Jóvenes Comunistas