Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Jornada electoral: entre votaciones y patadas

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

 

Por Ricardo Robles

 

El pasado 7 de junio, México vivió uno de los días más importantes de su historia. Fue una jornada pasada por futbol y elecciones. Sin embargo, lejos de ser ésta última de trascendencia para la vida política nacional, se convirtió, al igual que el fútbol, en todo un espectáculo, donde los "malos", el Movimiento Popular Guerrerense, fueron mitigados en sus acciones "conspirativas" contra un gobierno que ve en la "prosperidad" y "desarrollo" el "buen futuro" del país. A continuación presentamos el parte de ese día.

 

De la “perdición” nacional a la corrupción de la FIFA.

El juego entre mexicanos y brasileños fue un partido donde los jugadores de ésta última selección demostraron la carencia de elementos futbolísticos de la selección nacional con desequilibrios y buenos toques de balón. No bastaron los “carrerones” de jugadores como el “Tecatito” Corona para evitar la derrota 2 a 0[1]. La idílica percepción de la “victoria” nacional se desvaneció en el espectáculo.

Dichos sucesos están enmarcados dentro de una dinámica macabra. Días antes se supo sobre los actos de corrupción y sexismo que empañaron, aún más, a la cúpula de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

 

La FIFA fue culpada de estar involucrada en casos de chantaje y soborno. Presumiblemente, a través de la compra de votos, se establecieron las sedes de los próximos mundiales 2018 y 2022. Varios dirigentes son acusados de participar en las artimañas del organismo internacional del fútbol, como por ejemplo, el trinitario Jack Warner, ex dirigente de la Concacaf, quién chantajeo a los representantes de las naciones que contendieron por la adjudicación del mundial 2010. En esa ocasión, Egipto y Sudáfrica compitieron hasta el final por dicha candidatura de la que finalmente ésta última se adjudicó[2].

 

Otro caso ligado es que, presuntamente, Josep Blatter, ex dirigente de la FIFA, estaría implicado en la “compraventa” de la sede sudafricana al recibir por parte de ésta federación una cantidad de 10 millones de dólares[3]. Aparentemente, la misma federación sudafricana habría pagado a Blatter y otros dirigentes, entre ellos Warner y Jerome Valcke, para que le adjudicasen la sede del mundial 2010[4].

 

Lo anterior levanta sospechas en cuanto a las sedes de Rusia y Qatar para los próximos mundiales. Se presume que el mismo método fue usado para que a dichas naciones se les adjudicase el ser sedes anfitrionas de los mundiales del 2018 y 2022 respectivamente.

 

Aunados a éstos escándalos de corrupción, la FIFA, como buena empresa capitalista, demuestra un sexismo rapaz. Ya que implementó una “prueba de género” a todas las mujeres futbolistas que participan en competiciones avaladas por dicho organismo[5]. El problema no es la prueba sino a quién se la aplica. ¿Por qué la FIFA hace éstos mismos escrutinios a jugadores como Messi, Ronaldo o Vieira?

 

En el mundial femenil de Canadá celebrado éste año, las deportistas tendrán que someterse a dichas pruebas. El descontento, por parte de las jugadoras, no se hizo esperar. Consideran que estos mecanismos es un insulto y una falta de respeto. En 2011, las afrentadas fueron tres jugadoras de la selección de Guinea. Posteriormente, en 2013, una jugadora coreana pasó por las decisiones dictatoriales y sexistas avaladas por Josep Blatter y sus secuaces[6].La jugadora declaro sentirse humillada y avergonzada por haber pasado por dicho escrutinio[7].

 

Como si esto no fuera suficiente, el señor Blatter afirmó alguna vez que para hacer “más atractiva” las competencias femeninas, las mujeres tendrían que portar ropa deportiva mucho más ajustada y corta que las que actualmente utilizan[8].

 

Dichas actitudes demuestran el grado perverso de la figura del capitalismo, engendrado en Blatter, la FIFA y compañía, quien no sólo se dedica a adquirir ganancias a costa de cualquier cosa, sino que ve a la mujer como un ser inferior; como un simple objeto útil y desechable para conseguir sus fines. Ante esto es iluso pensar que la participación de la mujer en las contiendas deportivas es resultado de una “igualdad” de género; por el contrario, el sexismo de la FIFA demuestra que es una manera de acrecentar su poder y control sobre las jugadoras.

 

Ante el carácter eminentemente capitalista, sexista y paternalista de la FIFA (no me cansaré de repetirlo), sus lacayos y bufones de la televisión vociferan hasta agotar el aliento de su mentada selección nacional. Cantan y retocan con adjetivos fáciles que derraman sentimentalismos baratos y burdos hacia el elogio de lo no elogiable: “nuestro tri”, “el tri de mi corazón”.

La farsa electoral se mantiene a metralla, tanquetas y sangre.

Por otro lado y en ese mismo 7 de junio, la jornada de elecciones inicio formalmente alrededor de las 8 horas, sin embargo, en ciertas zonas las casillas iniciaron labor hasta las 9. La impuntualidad se hizo presente. Jóvenes y adultos se concentraron para realizar su voto. Un señor, de aproximadamente 40 años, se mostraba ilusionado por que "ahora si éste es el bueno"; otros, mostraban cierta desilusión, "son los mismos de siempre"; "estamos jodidos", eran los comentarios que se percibían en el ambiente; sin embargo, algunos más estuvieron a la expectativa porque ese día la selección mexicana jugaba contra Brasil.

 

Durante la jornada electoral, diversos medios de comunicación documentaron alrededor de 27 agresiones contra periodistas durante la jornada electoral del 7 de junio, siendo los Estados de Oaxaca y Puebla en donde se presentó el mayor número de casos, con cinco. De éstas veintisiete agresiones se destaca que 10 fueron físicas y 5 se dieron a través de bloqueos informativos[9].

 

En la zona de Tlapa, Guerrero, se presentaron actos de represión donde ejército y policía federal replegaron a vecinos y activistas del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) quienes inconformes por la instalación de casillas se enfrentaron a éstos, provocando heridos, desaparecidos y un muerto[10]. Las armas “nacionales” se tiñen con la sangre del pueblo.

 

El despliegue policiaco-militar, paralelo al proceso electoral en los estados del sureste mexicano significa, además de la detentación del poder, la imposición de un mecanismo desacreditado que, más allá de intentar salvaguardarlo, regresa a la contención, por la fuerza, de cualquier tipo de disidencia que altere las bases sociales en busca de un mejor contexto que contrarresten los intereses del sector político actual.

 

Cierto es que el despliegue policiaco-militar del sureste mexicano durante el proceso electoral el pasado 7 de junio tuvo como perspectivas la implantación de medidas que reforzaran al régimen peñista y, de paso, asestaran un duro golpe contra la movilización emprendida por los docentes disidentes de la CNTE y los militantes del Movimiento Popular Guerrerense. La "implantación del Estado de Derecho" en tierras de los históricos Lucio Cabañas y Genaro Vázquez buscó acentuar el terror, a través de la persecución, encarcelamiento, asesinato, desaparición y violación de todo tipo de derechos, para legitimar su "democracia".

 

Pero la violencia tiene sus facetas y en el sistema de competencias electoral parece ser que todo está permitido excepto el beneficio para el pueblo. Se trata de una contienda que, en esencia, busca poner sobre la palestra al vencedor; a aquél que ha descalificado, comprado y gastado mucho más que sus adversarios. Aquí todo es permitido, desde calumnias y chantajes hasta el uso del espionaje, tal como sucedió, por ejemplo, en Sonora entre el PAN y el PRI[11].

 

¡Juventud, Pueblo a la luchar por un futuro digno!

¿Qué podemos esperar de éste sistema rapaz, qué lejos de ver a la política como algo que beneficie a la población, la circunscribe a sus propios intereses y los del sector empresarial? Ya no podemos confiar en que la solución a los problemas sociales está puesta sobre los candidatos que imponen las elecciones. Es necesario actuar. La organización, movilización y protesta es clave para ensalzar aún más el descontento contra este sistema capitalista y su sistema de gobierno. La rebelión y conflagración logísticamente concebida y selectivamente aplicada mermará paulatinamente las vigas que sostiene este orden económico-político-social para establecer el socialismo que dé paso al comunismo.

 

Como parte de la Federación de Jóvenes Comunistas entendemos que este sistema rapaz resulta condescendiente con los monopolios. Aquellos que, concentrados en las diversas cámaras de comercio, buscan salvaguardar sus intereses en detrimento del beneficio popular. Para ellos todo lo que signifique pueblo debe ser aberrado, ignorado y no considerado, más que para constreñirlo a sus políticas de desarrollo con miras a cumplir las órdenes impuestas por organismo internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Ésta es la manera de su sentir hacia la población. Por ello, es necesario saber que el gobierno ysus artilugios electoreros resulta una mentira para la mayoría, porque como lo señaló Marx en el manifiesto:

"el poder político (...) es la violencia organizada de una clase para la opresión de otra"[12].

 

Ese poder en complacencia con los monopolios busca arrancar de raíz nuestra identidad, nuestras esperanzas y deseos para moldearlos a los escrutinios del desarrollo impuesto; de su desarrollo.

 

Por otro lado, las acciones de la FIFA, inmiscuida en su sexismo, no son más que la expresión pura y cruda del capitalismo. El discurso marxista sobre la condición de la mujer dentro del sistema de producción capitalista, cobra aquí relevancia:

"(...) para el burgués, su mujer no es otra cosa que un instrumento de producción"[13] .

 

Sabemos que la condición de la mujer debe ser redimida hacia una donde se le contemple en todos los aspectos y se le respete en cuanto a ser humano en sus valores, deseos, ideas y creencias. La lucha que como seres humanos libramos por liberarnos del yugo actual no debe pasar sin contemplar la expresión de la mujer, pues como Marx lo señaló, sobre las tareas de los comunistas expresadas en el mismo manifiesto:

"...acabar con la situación de la mujer como simple instrumento de producción…”[14] .

 

El deporte lejos de ser un medio para el desarrollo de las fuerzas y habilidades humanas; apartado de la convivencia y plena diversión, se ha convertido en una parte adyacente del mismo sistema de relaciones derivado del capitalismo, donde confluyen una gama de elementos propios a ese paradigma productivo: competencia, trampa, corrupción y violencia. Como juventud inmiscuida en el pueblo, debemos estar atentos y atentas en, si es el caso, actuar de tal manera que se respalde en sus procedimientos y actos a cualquier tipo de disidencia que ha dado batalla contra el infame gobierno del partido en el poder.



[1]Agencia. 2015. "Dos errores defensivos hundieron a la selección mexicana ante Brasil". La Jornada. 8 de Junio. Deportes.

[2]Moñino. Ladislao J. 2015. "Villar amenazó al Gobierno a través de la FIFa". El País. 6 de Junio. Deportes.

[3] Agencia. 2015. "Si se demuestra que compraron votos, Rusia y Qatar pueden perder sus mundiales". La Jornada. 8 de Junio. Deportes.

[4]Ya citado.

[5] Gómez G. Rosario. 2015. "Patadas al fútbol femenino". El País. 6 de Junio. Opinión.

[6]Ya citado.

[7]Ya citado.

[8]Ya citado.

[9] Información de “Artículo 19”. Disponible en: http://www.articulo19.org/durante-jornada-electoral-27-agresiones-contra-la-prensa/

[10] Arista Ocampo, Sergio. "Graves choques en Tlapa; se habla de un muerto". La Jornada. 8 de Junio. Política.

[11]Beauregard, Luis Pablo. 2015. "Guerra sucia en Sonora". El País. 6 de Junio. Internacional.

[12]Marx, Carlos. “El manifiesto del Partido Comunista”. México: Editores Mexicanos Unidos, 3ª reimpresión, 1992,p. 86.

[13]Ya citado, p. 80.

[14]Ya citado, p. 81.