22 | 02 | 2018

Una victoria para las enfermeras

 

Por Omar Cota.

Tuvieron que transcurrir ocho días para que los estudiantes de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) lograran que Tomasa Hernández (ahora Ex–Directora de la Facultad de Enfermería) desistiera de seguir en el cargo.

Durante el medio día del pasado 5 de marzo los compañeros que integran el Comité Estudiantil de Lucha estuvieron compartiendo por vía electrónica fotografías y videos de lo que estaba ocurriendo en esos momentos en la Facultad de Enfermería. Resultaba que los universitarios de batas color blanco habían elaborado pancartas y cartulinas en las que se leía: ¡Fuera Tomasa!, ¡No más nepotismo en nuestra Facultad!, etc. Además hablaban (aunque tímidamente) en un megáfono al mismo tiempo que contestaban las preguntas echas por los medios de comunicación locales.

 

A todo lo anterior surge la pregunta ¿Por qué exigir la destitución de la Directora de la Facultad de Enfermería? Los compañeros del CEL (quienes ya habían tenido un acercamiento con las enfermeras) nos compartieron la problemática que había orillado a los universitario a la protesta. Resulta que la Directora desde hacía ya bastante tiempo atrás trataba a los alumnos como personas sin criterio, sin capacidad de discernir y opinar para la toma de decisiones, siendo así que la Directora y un sequito de amigas suyas trataban a los enfermeros de una forma que terminó por obligar a los estudiantes a romper el silencio y emprender la protesta.

Fue durante cinco días (del 5 al 12 de marzo) que los enfermeros tomaron las instalaciones de su Facultad para exigir una respuesta de parte de las autoridades universitarias. Esta situación cayó por sorpresa a la administración central, quienes ofrecieron respuestas apegadas únicamente y exclusivamente a la normatividad universitaria, advirtiendo a los manifestantes que su petición podría tardar meses ya que el Consejo Universitario tenía que atraer el tema y efectuar una extensa investigación para dirimir responsabilidades. Frente a esta respuesta los universitarios se indignaron y decidieron continuar con su postura.

En este marco, los compañeros del CEL fueron atentos y solidarios por lo que recurrieron directamente a ofrecer ayuda a sus compañeros enfermeros para la elaboración de mantas, extenderles la invitación para que asistieran a fijar una postura directamente en los noticieros que tiene la Radio Universitaria, y ofrecerse acompañarlos en las guardias nocturnas.

Finalmente el día 12 de marzo por la noche, por comunicación electrónica las compañeras nos notificaban que la Directora Tomasa Hernández había decidido dejar el cargo para contribuir a la solución del conflicto. De manera inmediata compartimos la información y nos sumamos al festejo de esta pequeña victoria no sin antes señalar lo siguiente:

Ojalá su victoria no quede solamente para la anécdota, ustedes tienen todavía problemas por resolver, ¿Por qué no convertir esa asamblea estudiantil en un órgano permanente de toma de decisiones? Por lo que sé ustedes se ven afectados por la falta de material clínico para efectuar sus prácticas, y otras deficiencias para su desempeño académico, incluso algo más importante hoy estudiantes y mañana trabajadoras que tendrán que enfrentar las consecuencias de la reforma de salud que conlleva la desvalorización de su fuerza de trabajo al ser rebajadas como "técnicas" y/o "artesanas", ¿Ocurrirá que nuestras compañeras de Enfermería vuelvan a cruzar los brazos para volver a enfocarse única y exclusivamente al estudio, olvidándose de todo lo que está a su alrededor? Opino que eso sería un grave error.

Partido Comunista de Mexico

El Comunista