Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Convocatoria al Congreso Nacional de las Juventudes Comunistas

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Por la Federación de Jóvenes Comunistas

 


¡ Juventud de México, unida contra el poder de los monopolios, por el socialismo-comunismo!

A la juventud obrera, desempleada y estudiantil

A toda la juventud mexicana

Compañeros, el panorama al cual nos enfrentamos los jóvenes en nuestro país y en el mundo es sombrío. Nuestro futuro aparece marcado por el desempleo, la subcontratación, los bajos salarios, la explotación recrudecida, la violencia y la enajenación. En caso de tener empleo, nos enfrentamos a una serie de instrumentos jurídicos y fácticos que  intentan extraer hasta la última gota de nuestro trabajo: tiempo extra no pagado, falta de prestaciones sociales, impedimentos legales para la organización, despidos continuos, “tiempos de prueba”, etc. Por otro lado, no queda más que agrandar las filas de desempleados, donde los grupos del narcotráfico, el ejército o la politiquería, tienen su campo de cultivo para la corrupción y la cooptación. En la actualidad de nuestro país, los jóvenes no tenemos cabida, tal pareciera que las únicas opciones son la explotación y la miseria. En cualquier otro ámbito en el que nos desarrollemos, la escuela, el campo, la cultura, los deportes, etc., los monopolios han extendido sus tentáculos para envilecerlos, y ponerlos en función de sus intereses capitalistas de acumulación y expansión. Todos estos ámbitos, son cada vez más privatizados, por lo que nosotros, como hijos de las clases trabajadoras y populares somos relegados, desplazados.

Al contrario de lo que afirman los ideólogos burgueses, el sistema capitalista se encuentra en una profunda crisis, la cual está siendo provocada por dicotomías inherentes al mismo, esencialmente la contradicción capital/trabajo. Derivado de esto la humanidad enfrenta una grave crisis ambiental, social, política y cultural. Día con día se afirma frente a nuestros ojos cómo el capitalismo se encuentra en sus límites históricos, poniendo al borde del peligro a la totalidad de la humanidad producto de su incapacidad de resolver los problemas de desempleo, salud, acceso a la seguridad social, etc.

 

Aunado a lo anterior las guerras imperialistas en todo el globo siguen efectuándose con total impunidad; organismos imperialistas tales como la UE, la OTAN, las bases militares estadounidenses en América Latina, etc., intervienen militarmente en regiones donde el acceso a recursos energéticos como el petróleo, el gas y el vital líquido son trofeos de los grandes monopolios que aspiran, con verdadera voracidad, controlar la vida de millones de seres humanos en el planeta. Medios de comunicación masiva se unen en cruzada para infundir miedo de la necesidad de un cambio revolucionario a las masas. Las mentiras y el desprestigio que se vierte sobre las organizaciones que luchan contra el capitalismo, son parte de una campaña que se extiende por el mundo entero con el objetivo de minar todas las iniciativas por surgir como alternativa a la barbarie. La embestida del imperialismo golpea noche y día sin descansar, no importando el sexo, edad o nacionalidad. Desde las ciudades industrializadas, hasta el ámbito rural, el imperialismo provoca el despido masivo de los trabajadores, la carestía, destrucción de los sindicatos, la aplicación de reformas estructurales entre ellas la laboral devalúa la fuerza de trabajo del proletariado, la producción del campo, etc.

Dentro de este panorama la juventud es vista por el capitalismo con especial interés, ya que las condiciones impuestas por el llamado nuevo orden mundial en las últimas décadas perfilan a la juventud como un botín selecto, el cual, es más vulnerable a la enajenación y explotación de los monopolios.

En México somos muchos los jóvenes que nos negamos al futuro que nos depara el capitalismo. Por eso decimos con fuerza: ¡El Futuro no es capitalista, es del nuevo mundo, obrero y socialista! Dentro de este torrente de inconformidad y resistencia nos encontramos distintas juventudes comunistas, las cuales desde nuestras trincheras hacemos frente a las acometidas del capital. En el centro de trabajo, en las calles, en las universidades públicas y en los diferentes círculos donde la juventud tiene presencia, hemos levantado la bandera de la conciencia, la disciplina y la rebeldía para señalar: ¡La crisis del sistema no tiene solución, la única salida es la revolución!

Con nuestra experiencia en cada una de nuestras trincheras, hemos llegado a la conclusión que la única manera que tenemos como jóvenes para cambiar la situación es a través de la unidad y lucha. Es un deber de nuestro tiempo superar algunos lastres que se vienen cargando desde hace varias décadas, el fraccionalismo y el regionalismo; sabemos por experiencia propia que no podemos combatir al capitalismo encerrados localmente. Por lo tanto si realmente queremos tener la suficiente fuerza y capacidad para dirigir, la lucha de la juventud en nuestro país, con la perspectiva del derrocamiento del capitalismo; no queda otro camino que organizarnos nacionalmente, sosteniendo una política clara anticapitalista y clasista, que proponga como alternativa en el horizonte el socialismo-comunismo.

Por ello las organizaciones juveniles que suscribimos este documento, llamamos al resto de la juventud mexicana para que participe en el Congreso de la Liga de la Juventud Comunista, que habrá de convertirse en un Congreso de Juventudes Comunistas para hacer emerger una Federación de Juventudes, firmes en el marxismo-leninismo, en el internacionalismo proletario, en las tareas revolucionarias que nos corresponden como jóvenes obreros, trabajadores, desempleados, o como hombres y mujeres que hoy estudiamos pero que mañana inexorablemente formaremos parte de la fuerza de trabajo o del ejército industrial de reserva.

Desde que en México surgió la Federación de Jóvenes Comunista, sección de la Internacional de la Juventud Comunista (KIM), el 24 de Agosto de 1920, las nuevas generaciones de marxistas-leninistas han dado su contribución junto al partido de la clase obrera para orientar y organizar a las masas juveniles. El impostergable estallido revolucionario contra la burguesía en México tendrá que contar con una organización nacional que pueda influir y organizar todas las luchas de la juventud, por ello nuestro deber es: En cada fábrica, en cada barrio, en cada escuela; ¡Juventud Comunista!

Organizaciones y colectividades nos hemos venido conformando local o sectorialmente, así como quienes intentamos levantar un trabajo político-organizativo en todo el país hemos decidido avanzar en una misma dirección: llamamos a otros colectivos, grupos, organizaciones o jóvenes en lo individual a integrarnos en una Federación de Jóvenes Comunistas.

Por todo lo anterior, las organizaciones juveniles abajo firmantes llamamos al:

Congreso Nacional de las Juventudes Comunistas.

Que se efectuará los días 12, 13 y 14 de Julio de 2014 en la Ciudad de Oaxaca, México.

¡¡¡Juventud de México, unida contra el poder de los monopolios, por el socialismo-comunismo, adelante!!!

ATENTAMENTE

Liga de la Juventud Comunista, Juventud Comunista Revolucionaria, Frente de la Juventud Comunista, Club Comunista del Sureste, Frente Guevarista Revolucionario, Juventud Comunista de Tampico, Comité Estudiantil del Sur de Tamaulipas, Por la Conciencia y el Progreso de Chiapas, A.C., Colectivo Arrojo Combativo. 

*Nota importante: El documento queda abierto a más adhesiones. Dirigirse al email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla *