Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Continuaremos trabando unitariamente por la solución política al conflicto y la paz con justicia social, respaldando y participando en todas las iniciativas que en ese sentido

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Declaración Política VI Comité Patriótico Nacional (COPAN) 8 y 9 de junio de 2013.




Con la más profunda alegría y esperanza informamos al conjunto de la sociedad colombiana que con la presencia de delegados de todos los departamentos del país, de organizaciones nacionales y de diversos sectores sociales y políticos, los días 8 y 9 de junio de 2013 se realizó la sexta reunión del Comité Patriótico Nacional del movimiento Marcha Patriótica.

Esta reunión tiene como  contexto fundamental la posibilidad cierta y real de alcanzar la solución política al conflicto social y armado que durante décadas ha vivido nuestro país, posibilidad que hoy pasa por los diálogos que en la Habana vienen sosteniendo la insurgencia de las FARC EP y el gobierno de Juan Manuel Santos, en los cuales ya se han alcanzado acuerdos históricos, como el acuerdo parcial que sobre la problemática agraria anunciado en días recientes al país, sin embargo, vemos con gran preocupación  la realización de una serie de actos por parte del gobierno nacional que hoy tienen en grave peligro no solo la continuidad de dicho proceso, sino la estabilidad y permanencia de los espacios de integración de nuestro continente.

 

La reunión de Juan Manuel Santos con Enrique Capriles quien viene atentando contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro en la república bolivariana de Venezuela, la cumbre del pacifico y el anuncio de la intención de establecer acuerdos de cooperación militar con la OTAN, hechos desencadenados después de la visita a nuestro país del vicepresidente de los estados unidos, son sin lugar a duda hechos irresponsables y provocadores que rechazamos enérgicamente.

De igual forma consideramos que es profundamente incoherente hablar de paz y al mismo tiempo impulsar una agenda legislativa y de libre comercio que profundiza los elementos que han dado origen al conflicto, tal y como lo viene haciendo el gobierno nacional con reformas como la del fuero militar,  la cual refuerza el excesivo poder de las fuerzas militares y  garantiza la completa impunidad frente a las violaciones de derechos humanos que sistemáticamente estas comenten en toda la geografía colombiana, en el mismo sentido reformas como la del sistema general de salud que de forma eufemística intenta confundir a los colombianos, pero que en lo real impide la real materialización del derecho a la salud y mantiene esta como un negocio de un reducido sector de empresarios privados que se lucran con la enfermedad y la muerte.  La paz necesariamente requiere un cambio en la doctrina militar de las fuerzas armadas y derechos materiales que les permitan a los colombianos tener una vida digna.

Tampoco es coherente hablar de de paz y de garantías democráticas, mientras se persigue ferozmente a las organizaciones sociales y políticas que construyen alternativas a la actual realidad de pobreza e ignominia, denunciamos que en el último periodo se ha agudizado en todas las regiones de nuestro país dicha persecución, presentándose ejecuciones extrajudiciales, capturas masivas y amenazas, muchas de ellas contra integrantes de la marcha patriótica, una muestra evidente de esta realidad, es la persecución enconada contra nuestra vocera Piedad Córdoba, la cual mantiene una sanción jurídica a todas luces ilegal proferida por el cuestionado y parcializado procurador general de la nación. Sanción que exigimos sea anulada.

Sin embargo y a pesar de esta dura realidad, en esta reunión de nuestro Comité Patriótico Nación  analizamos el importante crecimiento cuantitativo y cualitativo que en poco más de un año hemos tenido, convirtiéndonos en un actor político fundamental en el país, ratificándole al pueblo colombiano que  los mas mezquinos intereses no podrán detener esta hermosa marcha, que será gobierno y poder, con y para la gente, defendiendo la vida, la esperanza y llevando a cabo una importante transformación de nuestro país.

Desde la Marcha Patriótica queremos resaltar la importancia del acenso de la movilización que viene desarrollando la sociedad colombiana,  movilizaciones contra la gran minería en diferentes departamentos del país, los paros de campesinos afectados por las nefastas políticas de libre comercio, el trabajo arduo por la constitución de zonas de reserva campesina, las huelgas de miles de trabajadores explotados por multinacionales, las luchas por el reconocimiento de la diversidad sexual y la construcción del proyecto de ley alternativo de educación por parte de la Mesa Amplia Nacional estudiantil,  por mencionar algunas, dan cuenta de la creciente inconformidad y de la generación de nuevos procesos organizativos. Desde nuestro movimiento nos comprometemos a seguir  impulsando la movilización e invitamos a seguir construyendo caminos de unidad que nos permitan juntar las rebeldías y desarrollar un gran paro nacional que articule a todos los sectores y todas las demandas.

Parte muy importante de ese torrente popular se ha venido expresando de forma contundente por la paz, prueba de ello es la histórica movilización del 9 de abril en la que participaron más de un millón de colombianas y colombianos, que respaldo la necesidad de desarrollar el dialogo en medio de un cese bilateral de hostilidades, de que no es cualquier paz la que requiere nuestro país, sino que la única paz posible es la que viene acompañada de la justicia social y  que la unidad de los sectores populares, democráticos y progresistas es la fuerza potente que puede estremecer al país y llevarlo a la consecución de sus más preciados anhelos.  Esta movilización fue un golpe certero al latifundismo y al militarismo representado por Álvaro Uribe Vélez y Jose Felix Lafourie, quienes en defensa de sus escandalosos e ilegales privilegios quieren condenar al país a la guerra eterna.  A ellos de nuevo les décimos: Somos más, Ahora sí la paz.

Continuaremos trabando unitariamente por la solución política al conflicto y la paz con justicia social, respaldando y participando en todas las iniciativas que en ese sentido se desarrollen  avanzando en la generación de un gran movimiento por la paz, en este sentido convocamos para que desarrollemos multitudinarias acciones por la paz este 20 de julio en diferentes departamentos del país que ratifiquen la fuerza de estas banderas.

Conscientes de que asistimos a la disputa fundamental de nuestro país, es decir a la disputa por la paz y que esta ante todo será una conquista popular, como Marcha Patriótica comprometemos toda nuestra capacidad política y organizativa en el desarrollo de la herramienta de las constituyentes por la paz, como escenarios amplios en los que el constituyente primario construirá y decidirá sobre su propuesta de país para la paz, evidenciando que para alcanzar este imperativo ético, es necesario no solo terminar con la confrontación armada sino ante todo modificar injustas y antidemocráticas estructuras políticas y sociales que han dado origen del conflicto. Este segundo semestre diversas constituyentes, locales, regionales, sectoriales, temáticas y la asamblea nacional de constituyentes por la paz se irradiaran por todo los rincones de nuestro país.

Insistimos en la necesidad de convocar y desarrollar en nuestro país una Asamblea Nacional Constituyente, que partiendo de reales garantías de participación  para el movimiento popular, permita refrendar los posibles acuerdos construidos en la Habana y redefinir el  país, avanzando en la modificación de aspectos centrales como el régimen político, hoy claramente excluyente, la materialización de los derechos sociales, la definición sobre la política minero energético y  el cambio de la política macroeconómica que hoy se impone, en torno a esta iniciativa redoblaremos esfuerzos y diálogos con diversos sectores sociales y políticos del país.

Por ultimo coherentes con nuestro naturaleza de movimiento político y social, nuestro carácter popular y democrático, consientes de la necesidad de desarrollar nuevas prácticas que redimensionen el ejercicio de la política y rompiendo con el accionar de los partidos que históricamente nos han mal gobernado hemos acordado realizar un intenso y deliberativo proceso de consulta interna hasta el 24 y 25 de agosto de 2013 con todas y cada una de nuestras organizaciones, sobre las formas de participación política más acordes  para la Marcha Patriótica de cara a la coyuntura electoral de 2014, teniendo como faros fundamentales nuestra vocación de poder, nuestro espíritu unitario y la lucha por la paz con justicia social.

Defendamos el proceso de paz.

Construyamos la paz con justicia social.

Somos poder constituyente.

Asamblea nacional constituyente para la paz.

Por la segunda y definitiva independencia

Movimiento política y social Marcha patriótica.

8 y 9 de junio de 2013. Día del estudiante revolucionario.