Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Avanza la organización sindical en Tamaulipas.

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

En Cablevisión Tamaulipas, se lucha por la organización sindical.

En el centro de operaciones de Tamaulipas de Cablevisión Red SA de CV, mejor conocida como Telecable, los trabajadores no contaban con sindicato ni con organización alguna que pudiera canalizar el descontento ante las agresiones de la patronal. Agresiones como el que no se paga tiempo extra, la miseria de utilidades que ronda los 500 pesos por trabajador, no se pagan las incapacidades ni los riesgos de trabajo, entre muchas.

A la redacción han llegado quejas de que a un trabajador laborando se le descompuso la camioneta de la empresa y se descontó de su salario las reparaciones.

Ante esas situaciones la organización de una sección sindical comenzó. Hace pocos días se interpuso una demanda contra todas las situaciones ya narradas y exigiendo el reconocimiento del sindicato. La iniciativa fue acompañada de volanteo al interior y al exterior de la empresa.

La reacción de la patronal fue inmediata y violenta, ese mismo día los gerentes de las diversas áreas, entre ellos Gerardo García Garbay –Gerente General- y Citlaly García –recursos humanos- se reunieron y llamaron al fantasmal sindicato del SITATIR (cuya afiliación es reconocida por apenas una decena de los más de 100 trabajadores que laboran solo en el edificio central) para indagar sobre la iniciativa sindical que sacudía a los trabajadores, estos no pudieron dar respuesta. Ante ello la gerencia puso a los vigilantes en máxima alerta para escuchar todo lo que comentaran los trabajadores e impedir nuevos volanteos. Los agremiados del SITATIR por su parte soltaron el rumor de que querían agremiar a todos los trabajadores y comenzaron a investigar de donde venía todo, sin obtener respuestas.

Frustrada la patronal y el sindicato de protección en sus intentos por recopilar información decidieron despedir trabajadores al azar, guiados por la intuición, creyendo que se trataba de los organizadores.

Desde el jueves pasado las puertas de entrada de unidades y personal permanecen encadenadas y con vigilancia.

El despido ha llegado a una decena de trabajadores, que en algunos casos llevaban más de 10 años laborando en la empresa, ofreciendo apenas 16 mil pesos de liquidación. La empresa ha movilizado recursos humanos desde Vallarta para suplir “con gente de confianza” el faltante.

Los despedidos son asesorados por el sindicato que interpondrá una demanda por despido injustificado. La lucha por vencer a la subcontratación, por la organización del sindicato y por la reinstalación continúa. Los carteles continúan apareciendo.