Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Aquí seguimos…

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Carta al Estado.

Por Joshua Gómez.

Estado…

Has herido con rabia a quienes han querido dar a todos lo que no es de nadie, has tergiversado lo que en verdad han dicho unos por las cosas que tú has puesto en sus bocas según tu gusto, has lastimado, has herido, has masacrado a mujeres y niños sin piedad, has robado la felicidad de los rostros y los has transformado en lágrimas, has hecho que la esperanza se esconda en algún lugar que aún no se logra encontrar, has hecho que la gente sea ciega y que no vea más de lo que tú quieres que vea.

Has destruido el conocimiento, has hecho que las personas sean robots los cuales trabajan para ti y solo para ti, te has enriquecido y has elevado a tus dirigentes, y nosotros que seguimos creyendo en aquellos, los seguimos elevando mientras que seguimos bajando, viendo cómo se alejan cada vez más de nosotros, aquellos quienes tanto daño nos han hecho.

Has ocupado a las personas, las has persuadido y las has mandado a la guerra a matarse entre hermanos unos con otros por un pedazo de papel al que llamas dinero.

Te has apropiado de lo que la naturaleza le regala a todos y tú, has querido ser dueño de esta, y darle a cada quien lo que te plazca.

Te has burlado de los que quieren volar, y si acaso llegan a desplegar sus alas, con rabia los azotas y los dejas mal heridos en el suelo.

Has acabado siempre…si… has acabado siempre con todo…, eres el fin de todo…

Has matado con rabia a quienes intentan ayudar a alguien más, lo has degradado, le has llamado terroristas y eres tan perspicaz que has hecho que las personas que más arrastradas están en la tierra hoy en día crean en ti y no en nosotros

Nos has lastimado, es cierto, has hecho que nuestros corazones se traspasen de dolor al ver tanta miseria y tantos azotes que sufren nuestros hermanos, nosotros, hemos nacido quizá más afortunados que ellos porque tenemos un techo y algo que comer, pero esto no tiene que ser así, no tenemos que ser más afortunados unos que otros, a menos, nosotros no nos sentimos así con ellos, nosotros buscamos que tengan lo que todos merecemos tener, algo que es para todos, algo que no es tuyo ni de nadie, solo de la vida y de la muerte cuando esta decida quitárnoslo.

Pocas son las cosas que menciono que haces para que la gente no se estremezca de tanta crueldad con la que actúas, porque nosotros, a pesar de que representas un parásito social para todos, no somos como tú, jamás lo seremos, y en vez de hablar mal de ti, buscamos destruirte para que te extingas por ti mismo, tú mismo desaparecerás y entonces comenzará la verdadera felicidad.

Hoy te enorgulleces de tus dirigentes, de tus papas, de tus gobiernos, de tus mercados, de tu productividad que es gracias a nosotros, gracias a las manos destrozadas del campesino y del trabajador.

Has dado a los veteranos de guerra imperialistas el cuidado y el consuelo hasta que llegue su vejes para que mueran en paz a pesar de haber hecho tantas atrocidades en el pasado, las heridas que causaron se han cicatrizado, pero nunca se borraron de nosotros.

Has conmemorado con medallas de alto oro a aquellos que han Hecho algo para ti, a los que han logrado la mayor explotación de todas, pues lo que para ti es crecimiento económico, para nosotros es más explotación.

Dime que te hemos hecho para merecer esto, dime que han hecho mis paisanos para que los tengas viviendo en la miseria, dime, dime…

Has acabado con tantos de nosotros, has matado dirigentes, revolucionarios, poetas, pintores, estudiantes, mujeres y niños, has cambiado la palabra de los pensadores y filósofos a conveniencia tuya, mas no has podido acabar con los ideales, no has podido destruir nuestra fuerza, ni la esperanza de que un día todo estará mejor, no has podido con nosotros a pesar de que has matado a tantos.

¿Qué no te das cuenta?, aquí estas de sobra, aquí no tienes espacio ni tu ni lo que has creado, aquí la esperanza vive y se transmite a través de los tiempos, aquí la palabra de Marx y Engels vive, aquí el ejemplo de Lenin sobresale, aquí la valentía de los ejércitos guerrilleros sigue, aquí la palabra de zapata vive, aquí la explotación existe, pero aquí la manera de acabar con ella late como el corazón que se enamora cada vez que piensa en ello.

Aquí estamos parados en la fila frente a ti, aquí estamos luchando por mejorar todo, aquí estamos cuidando y protegiendo a aquellos a quienes te empeñas en destruir, aquí  seguimos dándole la mano al hermano caído, aquí estamos levantando del suelo a todos aquellos y dándoles el consuelo que necesitan, aquí canalizamos la rabia para convertirla en inteligencia y organización, aquí te decimos “querido” Estado que te estamos esperando, aquí te decimos que estamos y estaremos mientras dejes de estar.

Aquí seguimos…

Viva Lenin, viva Marx, viva lo que está por llegar….la muerte es la vida hoy en día y la muerte mía será la vida eterna del mañana….Joshua Gómez.