Síguenos en

O escríbenos a:

fjcmexico@gmail.com


Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Las tecnologías de la información, un producto del desarrollo humano que debería de servir para satisfacer la necesidades de la sociedad, en el capitalismo, son utilizadas como una herramienta de explotación

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

 

El Capitalismo y el uso de las tecnologías de la información para el aumento de la explotación.





Por Emilio Contreras.

Hoy en día la mayoría de procesos productivos se optimizan con el uso de tecnologías de la información, las cuales son aquellas herramientas y métodos empleados para recabar, retener, manipular o distribuir información.

La tecnología de la información se encuentra generalmente asociada con las computadoras y las tecnologías afines aplicadas a la toma de decisiones1.  Las tecnologías de la información, un producto del desarrollo humano que debería de servir para satisfacer la necesidades de la sociedad, en el capitalismo, son  utilizadas como una  herramienta de explotación, que en lugar de reducir el trabajo lo aumenta, dado que en el mismo periodo de tiempo se produce más, lo cual se traduce a que se trabaja más en el mismo periodo de tiempo agotando las fuerzas de los trabajadores en un corto plazo. Por ejemplo, los sistemas de cobro de los supermercados desde su implementación modificaron los tiempos de atención a los clientes, pero esto no significo la disminución del tiempo de trabajo del cajero.

En nuestro país son varias las empresas que se jactan de estar a la vanguardia tecnológica2. Se llenan la boca de palabras que dan la percepción de mejoría en la calidad tanto de  productos y/o servicios, como la sensación de menor esfuerzo físico en los trabajadores que interactúan con dichos sistemas, pero para los consumidores de los productos y/o servicios se les da un producto por debajo de la calidad que se podría alcanzar; para los trabajadores que las utilizan aumentan su productividad,  lo que antes hacían en minutos con un buen sistema informático se puede realizar en solo unos segundos. Esto da como resultado mayor ritmo de trabajo que significa un mayor desgaste ya que no se para de trabajar, pero  esto no significa un aumento del salario ni mucho menos disminución de horas de trabajo sino por el contrario al simplificar las tareas se genera la ilusión de que el trabajo es menos pesado,  esto se puede traducir a que en un número menor de horas se remunera el trabajo y el excedente es tomado por el o los dueños de la empresa, en pocas palabras nos roban lo que producimos.

Tras esos sistemas informáticos hay otros trabajadores que se encargan de su desarrollo, los cuales, laboran un número de horas excesivas. Si bien les va trabajan 8 o 9 horas, una labor que debería ser planificada, es realizada de manera anárquica ya que todo es para entregar en el menor tiempo posible, el desarrollador (como todo trabajador) es visto como esclavo, el puede hacer las cosas sin rechistar “ya que come gracias a la bondad de sus empleadores”, hace las modificaciones a los sistemas de noche cuando la producción no se vea afectada ya que la casa no puede perder.

En nuestro país la mayoría de los monopolios (sino es que todos) utilizan tecnologías de la información, si a esto le sumamos un salario precario  y una ideologización acorde al modelo capitalista de producción3, nos daremos cuenta del porque de su éxito. Dicho éxito se da como resultado de exprimir al máximo a los trabajadores lo cual genera una serie de problemas físicos y mentales a él y a su familia, bajo el  nombre de la superación personal. Superación que es una mera ilusión ya que al ritmo actual de trabajo se generan más problemas que beneficios.

Para los comunistas que laboramos y conocer de cerca estas situaciones antes descritas, tenemos la tarea de desenmascarar la explotación a que somos sometidos los trabajadores en nombre del bienestar y el progreso. Es nuestra labor política objetivar el uso de la tecnología para el desarrollo de nuestra sociedad en todos sus aspectos. Pero esto no se dará de manera mágica, para lograrlo se tiene que modificar el modo de producción que solo beneficia a unos cuantos y sacrifica a la mayoría. La alternativa para quitar el freno al desarrollo tecnológico es el socialismo-comunismo que romperá con las ataduras del capital y nos llevara por caminos aun no andados.

1 Bologna y Walsh, 1997.

2 http://www.gruposalinas.com, http://www.telmex.com/uy/esto/ie_introTmx_quieneSomos.html

3 http://ricardosalinas.com/blog/blogmaster.aspx?GUID=ea9727b5-9414-477c-bb8e-431627aa5751&lang=es