Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

La tarea es erradicar el pensamiento burgués. El hombre en la construcción del socialismo tiene una doble existencia, de ser único y miembro de la comunidad.

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

 

¡SEAMOS EL HOMBRE NUEVO!





Por Ismael Patricio.

Hablaremos a continuación de una carta que escribe Ernesto Guevara con el afán de describir el proceso revolucionario de cuba, en específico la creación del hombre nuevo. El documento lleva por nombre: “Carta  dirigida a Carlos Quijano, marzo de 1965.”

El che describe el antes y el después de la lucha revolucionaria, las primeras luchas que culminaron con el triunfo en enero de 1959, fue la acción del 26 de julio de 1953 el asalto al cuartel Moncada, el ataque fue un fracaso, durante ese tiempo solo existían gérmenes del socialismo, el hombre es un factor fundamental de este dependía el fracaso o el triunfo, se llega a la lucha guerrillera, el pueblo las masas aun dormidas que aviamos de despertar, la guerrilla era el motor que impulsaba la conciencia y la combatividad.  Fue la guerrilla quien creo las condiciones subjetivas para la victoria. Los combatientes elevaban de grado, en base a los hechos  notables en su haber. Una época heroica donde se disputaban los lugares por obtener un más alto grado en el cual  había más responsabilidad  y  más peligro, con la única satisfacción del cumplimiento del deber. “En el ejemplo de los combatientes se imparte como educación, el ejemplo de estos se vislumbra el hombre del futuro”.

 

Ernesto Guevara menciona que en los días del ciclos de la flora, se dio otra vez este fenómeno, de las acciones del pueblo, acciones heroicas, “encontrar la fórmula para perpetuar en la vida cotidiana esa actitud heroica, es una de nuestras tareas fundamentales desde el punto de vista ideológico”. Ya posteriormente en  febrero del 59 Fidel Castro asume la jefatura como primer ministro.

Los voceros capitalistas en la lucha ideológica contra el socialismo, gritan que en el nuevo sistema  es la abolición de individuo en aras del estado; el Che dice que superficialmente pudieran tener razón, ya que las masas hacen las tareas que el gobierno  fija, y esas iniciativas parten de Fidel o del alto mando revolucionario y se les explica al pueblo quienes al toman como suyo. Pero a veces el estado se equivoca y esta actitud  revolucionaria se vuelve mínima.

Toma como un gran ejemplo para las personas y para él, a Fidel quien  tiene un particular modo de integración con el pueblo, y que solo se puede apreciar esto viéndolo actuar.

El hombre de éxito en el capitalismo es el hombre millonario, siendo casi imposible,  pero solo se puede llegar a este  sobre el fracaso de otros, “esta es una carrea de lobos”, el hombre enajenado tiene un visible cordón umbilical que le liga a la sociedad en su conjunto, a la  ley del valor”.

La tarea es erradicar el pensamiento burgués. El hombre en la construcción del socialismo  tiene una doble existencia, de ser único y miembro de la comunidad. Los problemas llegan de la antigua educación, que aíslan al hombre y lo desarrollan individualista, pero el mismo proceso del socialismo, de la erradicación de las relaciones mercantiles, conlleva  al desarrollo de la conciencia, “mientras exista esta, sus efectos se harán sentir en la organización  de la producción y por ende en la conciencia”. Che aclara que debemos de elegir correctamente el instrumento de movilización de las masas, el cual debe de ser de índole moral, sin olvidar el estímulo material de naturaleza social,  que la sociedad en su conjunto debe de ser una escuela. Explica que la educación directa se ejerce a través del aparato educativo del estado en función de la cultura general técnica e ideológica. Por medio de organismos como el ministerio de educación y el aparato de divulgación del partido. La educación prende en las masas y la nueva actitud preconizada tiene a convertirse en hábito: “La masa la va haciendo suya y presiona a quienes no se han educado todavía”. En este periodo podemos ver que el hombre nuevo va naciendo. Este es inconcluso pues el hombre al igual que el sistema económico apenas van en desarrollo, van en párele el con el otro, los hombre cada vez van adquiriendo más conciencia de la importancia en la sociedad, y la importancia como motores de esta. “La gente ya no camina sola a hora sigue a su partido, por lo obreros de avanzada que caminan con las masas y en estrecha comunión con ellas”, debemos de nutrirnos de las masas,  estas solo podrán avanzar más rápido si las alentamos con nuestro ejemplo. Describe que las clases de vanguardia desarrollan  un mayor sacrificio mientras los segundos deben ser sometidos a presión y estímulos, “la dictadura del proletariado no solo a la clase derrotada sino también a la vencedora”.

Se tratan de crear instituciones de la revolución, que  se encargan de premiar y de castigar a quienes atenten contra la sociedad en construcción. El freno mayor describe el Che es el miedo a que cualquier aspecto formal nos separe de las masas y el individuo, nos haga perder de vista nuestra más importante ambición revolucionaria  que es ver al hombre liberado de su enajenación.  “los medios producción pertenecen a la sociedad y la maquina es solo la trinchera donde se cumple el deber”.

Posteriormente habla sobre el arte como parte de la súper estructura de un sistema, y describe que en el capitalismo si se respetan las leyes del juego se consiguen todos los honores, la describen como libertad, y felicitan al buen artista que no exponga la estabilidad del sistema, pero al individuo que haga  el arte un arma de denuncia es combatido.  Subraya que no debemos de caer en el dogmatismo de otras naciones que mecanizan el proceso de la conciencia, plantea que cuando se logre una base teórica, o viceversa, se habrá echo un aporte al marxismo leninismo, a la causa de la humanidad.

Expresa  que no se debe de crear asalariados ni becarios, creando una libertad entre comillas, recalca que la tarea principal es con los jóvenes, integrar  la educación con el trabajo, ya que el trabajo es un instrumento de educación también.

Explica el Che “Déjenme decirles, a riesgo depare ser ridículo, que el revolucionario verdadero esta guiado por grandes sentimientos de amor, es imposible pensar en  una revolución autentica sin esta cualidad, pero que se une a una mente fría y que se toman decisiones dolosas sin que se contraiga el musculo,  este amor debe de ser dirigido a nuestros pueblos y las más grandes causas, hacerlo único e indivisible.” No pueden descender con su pequeño cariño cotidiano donde el hombre común lo deposita. Todos los días hay que luchar porque ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilización.

“El revolucionario, se consume en esa actividad ininterrumpida que no tiene más fin que la muerte, a menos que la construcción se logre a escala mundial”.

El hombre nuevo fue Marx, Engels, Lenin, Stalin, Mao, Ho chi minh, por supuesto el Che, esos hombres que entregaron hasta la última parte de su vida a la causa de la humanidad con el único beneficio del deber cumplido.  La liberación del hombre del yugo de la explotación, y que son el ejemplo de las masas y con ello siguen engendrando hombres nuevos.