Síguenos en

O escríbenos a:

fjcmexico@gmail.com


Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Como decía Marx “Se necesita otra educación para otra sociedad; y otra sociedad para otra educación”

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

 

Sobre la Reforma Educativa.



Por Rodrigo Aguayo.

La actual Reforma educativa es esencialmente una reforma laboral y administrativa. Se han hecho muchos cambios a la educación, se han reformado los programas, los contenidos, los enfoques, pero no había habido cambios sustanciales en cuanto a lo laboral, no se tocaba a los maestros. La presente  Reforma tiene marcados intereses políticos para tener un control directo sobre los maestros. Con esto los profesores pierden sus derechos laborales obtenidos a través de largas luchas magisteriales.

La evaluación que se propone en la nueva fracción novena del artículo tercero constitucional, confunde la evaluación con medición, lo cual es un error que debe señalarse.

La evaluación es un proceso  que abarca diferentes aspectos, implica criterios de valor derivados de “definiciones éticas y filosóficas”; la medición es únicamente cuantitativa, se refiere a sólo cuánto se hizo de algo (horas cubiertas, exámenes aplicados, etc.) es una actividad técnica, por eso es que se “recomienda” que quienes estén a cargo del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) sean técnicos altamente calificados, pero la evaluación es mucho más compleja y no solo requiere técnicos.

 

Con la atención centrada en la educación nadie cuestiona la política económica que enriquece a una minoría cada vez más reducida, favorecida por la clase dominante. Al centrar y criticar la reforma, hay un alejamiento sobre la cuestión fundamental: que la educación responde a los intereses de la clase en el poder y que dentro del capitalismo no se puede tener una educación diferente. Como decía Marx “Se necesita otra educación para otra sociedad; y otra sociedad para otra educación”

Igualmente, en nombre de la llamada autonomía de gestión, con el pretexto de involucrar a los padres de familia en la gestión y mantenimiento de los centros escolares, se les abren las puertas de las escuelas a las empresas, se legalizan las cuotas escolares y con esto se acaba el concepto de educación gratuita, aunque en el discurso se diga que se garantiza la gratuidad. Lejos de eso, la Reforma educativa es, más bien, el preludio de la privatización de la educación.

No es casual que esta Reforma se empezara a plantear precisamente en los años en los que se da la crisis capitalista. Y que durante el mismo periodo se haya creado una Reforma laboral que atenta contra los intereses de todos los trabajadores. Con base en esto se puede observar que la Reforma educativa es la continuación de la Reforma laboral, ahora aplicada a los maestros.

Debido a la crisis capitalista que actualmente estamos viviendo, los grupos imperialistas se ven en la necesidad de implementar reformas que los beneficien. Se inició con la Reforma laboral, después la educativa, le siguen la de telecomunicaciones, la  energética, la fiscal...en resumen todas estas reformas, atentan contra los intereses de la clase obrera y los estudiantes, pues son implementadas a través del Estado, el cual es “el aparato por el cual la clase dominante ejerce la explotación sobre las clases dominadas”, por lo que el Estado sólo vela por los intereses de esa misma clase: la burguesía.

Frente a estas reformas antipopulares, desde la Liga de la Juventud Comunista te llamamos para que defendamos lo que es nuestro, para que nos organicemos, para que formemos un Frente Estudiantil por una educación pública y de calidad.

Sólo mediante un frente organizado y clasista, mediante la unión de los estudiantes y los trabajadores, los obreros, y los maestros, se podrán encarar las políticas del Estado que atentan contra la clase obrera,  se podrán enfrentar sus reformas y lo que venga.

Cuando se habla de luchar contra la Reforma educativa se debe de tener claro que no hay que luchar por regresar a las condiciones de la pasada Reforma constitucional, sino que se debe luchar por una educación diferente: laica, científica, de calidad, obrera y popular.

¡Por el Comunismo como único sistema social en el que se forjará una escuela donde se eduque para luchar contra la esclavitud y la explotación del hombre por el hombre!