Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Los cuentos soviéticos.

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Reseña del libro “Jóvenes Guerrilleros”



 

Por Ayesandra Alvirde

El libro ‘’Jóvenes Guerrilleros’’ es una compilación de dos cuentos soviéticos para niños y jóvenes. Estos textos pertenecen a la corriente literaria del realismo ruso. Los autores V. Morózov y V. Domchik.

En este libro se relatan las experiencias de jóvenes y niños soviéticos que viven la invasión nazi sobre su patria; por tanto se ven obligados a convertirse en partisanos y defender el socialismo desde su aldea, orfanato, escuela o cualquier lugar donde se encuentren.

Aquí un breve resumen de los cuentos:

El primer de ellos nombrado “Un Héroe de catorce años” relata la vivencia de un chico que viene de Stánkovo, su nombre MaratKziey. Como guerrillero explorador cumplió célebres misiones. En una mañana del 8 de marzo

los exploradores informaron que en los caminos había muchos grupos de mujeres que se dirigían a la aldea de Rumok, muchas llevaban sus bebés en brazos, el comandante de la brigada se ordenó preparar. Las primeras visitas eran en el bosque, cuando a galope tendido llegaron tres al enlace mayor; les informaron que no eran mujeres las que se acercaban a la aldea, eran efectivamente alemanes disfrazados. Los jinetes recorrieron toda la aldea alertando a los combatientes. En la parte delantera iba el pequeño Marat, este pequeño de catorce años cabalgaba demasiado bien, como si fuera parte de la montura. Los guerrilleros no tomaron mucho en organizarse, mas los generales no se decían si daban la orden para disparar. Pudo ser un mal entendido. Las ‘’mujeres’’ se arrojaron a la nieve, caían como militares demasiado entrenados. Desenvolvieron a sus ‘’bebés’’(ametralladoras y morteros). El comandante de la brigada no alcanzó a dar órdenes y cayo desangrado. Mientras la brigada iba cabalgando, Marat sentía miedo, el chico se oculto detrás de una pequeña casa dónde había dos caballos más ensillados y pateando del susto. Los alemanes tiraban sus granadas a la aldea, empezaron a incendiarse las isbas. Con las explosiones Marat no podía oír las voces de Baránov, quien le decía algo a Prokopchuk sobre un enlace. Montando Prokopchuk su caballo de un salto, lo galopó. El caballo se fue lo más rápido posible a los campos que atraviesa el bosque de pinos. Las balas enemigas recorrían ese lugar. Marat comprendió a donde se dirigía ese enlace, a siete kilómetros de Rumok estaba la base del destacamento Furmanov. El chico pensaba ir pero el comandante le prohibió y le dijo que se ocultara en un refugio. Marat considero que un refugio demasiado bueno era un montón de nieve que estaba detrás del jefe. Marat escucho algo sobre otro enlace; apenas el jinete salió a la otra aldea dispararon con todo para cubrir el paso. No se pudo atravesar el campo. Sin decir nada al comandante Marat avanzó hacia la aldea. Logro pasar, llegaron camaradas atrás de los hitlerianos apareció la caballería, acto seguido Marat libero a sus camaradas. Marat tiro una ráfaga larga y tomo atención. Los hitlerianos no se detuvieron, ni echaron cuerpo a tierra; corrían, sin disparar. Marat simples mente espero a que los fascistas estuvieran a alcance y les lanzo una granada y avanzo al encuentro del enemigo. Por largo tiempo los alemanes no atrevieron a acercarse más a la pequeña aldea.

 

El segundo cuento nombrado “La joven guerrillera” relata que en el viento frío de marzo nadie le hacía caso a una pequeña niña que traía puesto un abrigo, caminaba por los callejones llenos de la ventisca. Rápidamente la pequeña en un tanque nazi dejó un volante; había una estrellita roja y más abajo del texto, hecho con letras de imprenta ‘’Parte de la Oficina de Informaciones Soviéticas…’’. Gracias a los volantes los habitantes se enteraron de la derrota de los alemanes en las cercanías de Moscú. Los alemanes capturaron a la pequeña y a su madre; torturaron a la madre delante de su hija, más la pequeña Alexándrovna guardó silencio. Una semana después fue ahorcada con un cartel en el cuello ‘’Por su enlace con los guerrilleros’’

Este libro pertenece a la literatura que lo que hace es relatar hechos verídicos así como muchos otros libros revolucionarios. Decimos que son libros revolucionarios porque ayudan a los jóvenes a abrir los ojos y entender que muchos jóvenes y muchos niños han luchado por el socialismo. Estos jóvenes nos inspiran valentía y a la causa socialista. La enseñanza de este libro, junto con la historia de la unión soviética es que la suma de los ‘’pequeños’’ frentes de batalla ganan las guerras contra el fascismo por la construcción del socialismo; cada problema del día debemos resolverlo de manera revolucionaria.

Morózov, Domchik, Mashkov (1985), Jóvenes Guerrilleros, Yunatstva, URSS.