Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

La música es un lenguaje, muchas veces influye en nuestro pensamiento, aspiraciones, deseos e imaginación, ha pasado a tener muchas definiciones y usos

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Musicontrol Mediático





Por Diego Lozada.

En una sociedad consumista, las multinacionales comercializan a un artista o una banda musical para venderla al oyente como una moda, un estilo de vida incluso una ideología. Siendo ésta última una determinante en la cultura general por su penetración en la juventud y en su forma de pensar, y es que comúnmente son mentalidades invadidas por la publicidad y el marketing que les facilitan las multinacionales para que sean famosos y conocidos a cambio de usarlos.

El negocio musical ve a los artistas como un medio útil para transmitir tendencias o para hacer del oyente una persona conformista que infravalora la calidad musical. Siguiendo actitudes dentro de un grupo, haciendo lo posible por ser aceptado socialmente, enajenando el pensamiento de la juventud para hacerles creer que necesitan algo, con ideas de que lo importante es lo efímero y vivir el momento.

Con la llegada del siglo XX, la música sufrió muchos cambios, todos ellos convergían de un punto pequeño para llegar a ser manifestaciones mundiales de una sociedad más exigente y fue cuando se veía venir una avalancha creativa con instrumentación experimental que creó muchos de los géneros actuales.

Pese a la diversidad, el hecho de que en los medios de comunicación convencionales siempre suenen la mismas canciones, crea un gusto monótono y a su vez purismos que no permiten al oyente escuchar otras iniciativas, incluso, si van en contra de las metas del control mental se sufre censura a la música independiente que intenta hablar de otros temas distintos a la música comercial, o sea, una propuesta musical que no sigua lo "establecido”.

La música es un lenguaje, muchas veces influye en nuestro pensamiento, aspiraciones, deseos e imaginación, ha pasado a tener muchas definiciones y usos, desde la música que te pones para hacer alguna actividad, hasta ese tono pegadizo que promociona teléfonos celulares o esa canción que es el himno del nuevo candidato a gobernador, teniendo como medio la televisión, ya que este medio se asegura de hacer llegar el mensaje a más personas.

Uno puede oír la música que le apetezca, siempre y cuando tenga la capacidad mental y la conciencia de que no todo es como lo pintan, de tener la imaginación para volar con alguna buena historia o composición sin dejar de tener los pies en el suelo, en conclusión, la música es un arte, un arma, un desahogo y muchas cosas que no alcanzaría a definir, pero es siempre mejor tener conciencia sobre lo que se escucha, se ve o se percibe ya que hoy vivimos plagados de publicidad, de apología a una vida hedonista y de excesos que a quienes cala el mensaje se les tiene sedados, ausentes de una ideología y muchas veces alienados, indiferentes a la situación actual del lugar donde viven.