Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

José Saramago como sujeto políticamente activo durante toda su obra se dedica a hacer una crítica mordaz al sistema capitalista

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

Reseña del libro: “Ensayo sobre la ceguera”




Por Rodrigo Aguayo.

Ensayo sobre la ceguera es un libro que nos introduce en un análisis crítico y moral sobre una sociedad decadente; a lo largo del libro el escritor portugués José Saramago, reflexiona sobre diferentes temas como son la indiferencia del hombre ante las desgracias de los otros y el miedo a lo desconocido y no controlable.

El libro empieza con un hombre que repentinamente se queda ciego sin aparente razón; a partir de ahí empieza una terrible epidemia de ceguera llamada “el mal blanco”, que con el tiempo se vuelve incontrolable.

Los primeros en quedarse ciegos son enviados a un manicomio abandonado con el fin de establecer una cuarentena; entre ellos se encuentra “el primer ciego”, “el doctor”, “la chica de las gafas” y “la mujer del doctor” la única en no quedarse ciega.

Las personas que se encuentran en el manicomio no necesitan nombres, la ceguera los ha despersonalizado. Cuando socialmente se pierde un sentido el hombre se reorganiza y aprende una nueva forma de relacionarse con la naturaleza y con sus semejantes; los hombres son otros, sus relaciones son otras y sus necesidades son otras.

Se quedaron sin la posibilidad de mirar y con ello sin la posibilidad de vislumbrar un futuro, sólo viven para el presente. En esa situación el hombre tendrá que buscar en su memoria para encontrar nuevas posibilidades de sobrevivir, tiene todavía su inteligencia y su imaginación que para esto no necesita de sus ojos. Tendrá que buscar con los otros su nuevo yo y el nuevo nosotros.

Durante el periodo en el que se encuentran en el manicomio Saramago habla sobre el miedo ante lo desconocido, este miedo se puede ver en la reacción de los soldados que matan a los ciegos sólo porque se acercan a la reja, ya que pensaban que se podrían contagiar. El miedo que los soldados tienen junto con su indiferencia a la muerte de los contagiados, provoca que se deshumanice a los ciegos, es decir que ya no los vean como personas, sino como animales: “Mejor sería dejarlos morir de hambre, muerto el perro se acabó la rabia”. Es una vieja costumbre de la humanidad pasar de largo junto a los muertos y no verlos, situación que se da tanto en los soldados como en los invidentes.

Conforme van llegando más personas el lugar se vuelve cada vez más miserable, en la lucha por sobrevivir, se abandonan las más elementales leyes de convivencia y los hombres se rigen por sus instintos, Saramago hace una crítica al poder y al estado cuando unos hombres se apropian de instrumentos de poder (en este caso un arma y tubos de metal) y con ella se hacen del control de lo que les pertenecía a todos por derecho: la comida. Una vez que en ellos se concentra la comida obligan a todos a pagar por ella, luego obligan a las mujeres a ser usadas para satisfacer sus deseos sexuales. Finalmente la mujer que aun podía ver asesina al líder de ellos; porque comprende que “cuando una persona tiene el poder de impartir justicia tiene el deber también de hacerlo” La mujer del doctor por su situación tendrá la obligación moral y la “capacidad fraternal” de defender los derechos, la dignidad y la libertad de los ciegos; por su situación nunca perderá la fortaleza humana para ayudar a los más débiles.

El autor toca los sentimientos de los invidentes, los explota, los descarna, ha llevado a esas pobres almas hasta los máximos extremos y todavía pide más de ellos, han perdido la esperanza y a pesar de todo mantienen firme el deseo de vivir.

El libro de Saramago nos presenta una variada gama de personalidades y situaciones humanas y otras no tan humanas, pero siempre es el hombre el centro de su atención y admiración. El hombre con sus necesidades, deseos, acciones y reacciones, bondades y falsedades.

José de Sousa Saramago (Santarém, Portugal, 16 de noviembre de 1922 - Lanzarote, España, 18 de junio de 2010) fue un escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués. En 1998 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura. Ente sus obras más conocidas se encuentran “Ensayo sobre la ceguera”, “El evangelio según Jesucristo”, “El viaje del elefante” y “Ensayo sobre la lucidez”

José Saramago como sujeto políticamente activo durante toda su obra se dedica a hacer una crítica mordaz al sistema capitalista y a la religión, principalmente la católica. Su posición política promueve la concientización del ser humano a partir de su participación y compromiso con el momento histórico en el que vive.

Desde su punto de vista, la falacia de la democracia crea una sociedad y un sujeto pasivo que se ve incapacitado de entender las relaciones que envuelven los contextos socioculturales, de igual manera lo incapacita en su papel como sujeto político que tiene la responsabilidad de intervenir en la construcción de su devenir.