Buscador

Loading

Partido Comunista de México

Partido Comunista de México

El Comunista

 

Síguenos en twitter

 

Síguenos en facebook

 

Que lindas son las obreras...

 

...como las estrellas

Nuestros Articulos

Powered by ArtTree

Para este sistema, la mano de obra juvenil es totalmente subsidiaria. Debido a esto, la juventud trabajadora es uno de los sectores cuyas condiciones laborales son más precarias.

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

LOS COLECTIVOS DE JÓVENES COMUNISTAS FRENTE A LA PROPUESTA DE LA CEOE.

El pasado 13 de abril, la CEOE, organización representante de la clase empresarial de nuestro país, presentó un documento en forma de decálogo donde refleja sus propuestas de cara a la negociación que se abrirá con el gobierno y las cúpulas de los sindicatos mayoritarios en los próximos días.

Dentro de las propuestas presentadas, la patronal desempolva su plan de choque contra el paro juvenil que tanta polémica desató el pasado año, proponiendo un contrato formativo que pueda ser utilizado con trabajadores y trabajadoras de hasta 35 años, que pueda aplicarse durante tres años, y en el cual solo se cobre en torno al salario mínimo interprofesional, el cual se encuentra actualmente estipulado en 641 € mensuales.

 

 

La patronal, justifica esta propuesta aludiendo a la alta tasa de paro juvenil, así como al elevado fracaso escolar.

Para este sistema, la mano de obra juvenil es totalmente subsidiaria. Debido a esto, la juventud trabajadora es uno de los sectores cuyas condiciones laborales son más precarias.

Por otro lado, debido a la actual crisis de sobreproducción, el capital necesita flexibilizar, ajustar y precarizar aún más la mano de obra para adaptarla a sus intereses, aumentando así sus beneficios.El carácter subsidiario del trabajo juvenil, hace por tanto que sea uno de los sectores más afectados por el paro, contando en la actualidad con una tasa que ronda el 40%.

Esta propuesta de la patronal por tanto, tal y como se está viendo con otras medidas que ya han entrado en vigor y cuya justificación por parte de la patronal española y el gobierno era similar, lejos de servir como forma de reducir las altas cotas de paro registradas, tiene como único fin precarizar aún más las condiciones laborales de los pocos jóvenes que hoy disponen de un trabajo.

Estas propuestas sirven única y exclusivamente a los intereses de una patronal, que en una de sus cíclicas crisis de sobreproducción no ve otra salida a la misma en defensa de sus intereses que aumentar su tasa de ganancias, aumentando el grado de explotación de la clase trabajadora, en este caso de su juventud, uno de los sectores más desprotegidos y por tanto más vulnerable a sus ataques.

En este caso se ve bastante claro este objetivo, cuando su propuesta es un contrato en el que se pague al trabajador y trabajadora el salario mínimo en vez de lo estipulado por convenio para ese puesto, ahorrándose el empresario la diferencia, así como extendiendo a 35 la edad de aplicación con el fin de poder beneficiarse de un mayor número de trabajadores y trabajadoras.

Por tanto, no se va a reducir el paro juvenil de forma sustancial, sino que se va a precarizar aún mas el trabajo de este sector..

Nada podemos esperar de estas negociaciones que no sea darle una vuelta de tuerca más a la ya precarizada situación de la juventud.

Estamos viendo como la patronal, tras conseguir que se aplique una contrareforma laboral, una contrareforma de las pensiones, así como otras medidas antiobreras al servicio de sus intereses, continúa amenazando nuestros derechos con un nuevo paquete de medidas.

Por su parte, hemos visto como el gobierno de la socialdemocracia, lejos de eslóganes electorales en los que prometía una salida social a la crisis, actúa como el mejor gestor de los intereses capitalistas en los momentos más duros, aplicando las medidas más agresivas contra la clase trabajadora y su juventud, haciendo retroceder nuestros derechos laborales varias décadas de luchas.

Por último, estamos viendo como las cúpulas de los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT), actúan nuevamente a espaldas de la clase trabajadora, accediendo a negociar, entrando en el juego de la patronal, siguiendo la práctica sindical del Pacto Social frente a la de lucha y combate sindical, práctica que históricamente se ha demostrado contraria a los intereses de la clase trabajadora, llevando a la misma a la continua pérdida de derechos así como de conciencia de clase.

Los Colectivos de Jóvenes Comunistas, llamamos por tanto a toda la juventud trabajadora, y a la que el día de mañana engrosará las filas de la misma, a que se una y luche por sus legítimos derechos. Da igual en qué sindicato se esté afiliado o afiliada, da igual que no se esté sindicado o sindicada. Es hora de unirnos en torno a un programa de clase que supere la atomización sindical que sufre la clase obrera de este país, es hora de recuperar un modelo sindical de lucha y combate.

Las ansias de la patronal solo se detendrán cuando choquen con una clase trabajadora y una juventud capaz de hacerle frente; capaz de resistir a sus agresiones; capaz de ser conscientes de que es la patronal parasitaria la que nos necesita para sobrevivir como clase y no al revés; capaz de avanzar hacia otro modelo de sociedad,  que supere el sistema capitalista que hoy ya solo puede ofrecernos paro y explotación; capaz de construir el socialismo, donde el pueblo trabajador sea gobierno, donde la palabra crisis solo aparezca en los libros de historia.

Colectivos de Jóvenes Comunistas.