22 | 08 | 2019

Las Juventudes Comunistas de América abajo firmantes declaramos:
1. Nuestra plena solidaridad con todos los jóvenes y sus familias que se han visto obligados a
emigrar de sus países debido al capitalismo y sus consecuencias. Mes con mes, miles de jóvenes
centroamericanos y mexicanos se ven empujados a arriesgar sus vidas huyendo de la miseria, el
desempleo, el narcotráfico y la represión estatal. Esto lleva a una situación inhumana donde los
migrantes terminan muertos en el Río Usumacinta o el Río Bravo, desaparecidos y secuestrados
por los cárteles durante su tránsito o detenidos por la Guardia Nacional en México y la Patrulla
Fronteriza de los Estados Unidos. Uno de los casos más trágicos y emblemáticos es el del
salvadoreño Alberto Martínez quien a sus 25 años murió ahogado junto a su bebe al intentar
cruzar el Río Bravo. Aquellos que logran superar ese infierno, ingresan a uno nuevo en los
Estados Unidos y Canadá, al enfrentar una explotación descarnada sin derechos laborales,
perseguidos, en muchos casos viviendo en la sombra con el miedo de ser deportados a sus
países.
2. Nuestro rechazo a la política imperialista materializada por medio de Tratados de Libre
Comercio, como el TLCAN-TMEC o el CAFTA, que establecen el libre tránsito de capitales y
mercancías, pero bloquean la movilidad de la fuerza de trabajo. Bajo esta política, se presiona a
la baja el valor de la fuerza de trabajo tanto en los países expulsores como los receptores de
migrantes, y azuzan la división de la clase obrera.
3. Nuestro combate y oposición a la xenofobia, el racismo, el chovinismo que es impulsado por
algunas fuerzas políticas de nuestros respectivos países, tienen por objetivo dividir a la clase
obrera y posicionar las alianzas y los intereses de los capitalistas. Para combatir esta ideología le
decimos a la juventud de nuestros países: ¡La clase obrera es internacional! Nuestros aliados
son la juventud obrera, campesina y de los sectores populares independientemente de su
nacionalidad, señalando que el enemigo a vencer es la burguesía y el imperialismo.
4. Denunciamos al imperialismo estadounidense, y su actual representante Donald Trump, con su
actual embestida en contra de los migrantes. Se han recrudecido las deportaciones y las
detenciones, llevando al grado de separar a los niños de sus familias y enjaularlos como
animales. Su discurso xenófobo que acusa a los migrantes de ser delincuentes tiene como
principal objetivo evitar la unión de los trabajadores norteamericanos, independientemente de
su condición migratoria. El gobierno estadounidense no pretende frenar la migración, sino
únicamente mantenerla en la ilegalidad, mantenerlos en las sombras y en cada oportunidad

abaratar el valor de su fuerza de trabajo y aumentar las ganancias de los capitalistas que son el
apoyo de su gobierno.
5. Denunciamos la política migratoria del actual gobierno mexicano, dirigido por López Obrador, el
cual viene cediendo progresivamente ante el chantaje del gobierno de Donald Trump,
inclinándose en favor de la burguesía exportadora mexicana ante la amenaza de imposición de
aranceles, usando como moneda de cambio a los migrantes. Aunado a esto, el gobierno de
Obrador ha desplegado fuerzas militares, bajo el membrete de la Guardia Nacional para
contener y cazar a los migrantes centroamericanos que intentan cruzar el país; aumentando
significativamente las deportaciones y limitando la libertad de tránsito con retenes por todo el
país para revisar la condición migratoria. Con ello, el actual gobierno de México está
convirtiendo a este país en el nuevo Muro anhelado por Trump y el imperialismo
norteamericano.
También denunciamos el papel de las burguesías y los gobiernos centroamericanos en la crisis
migratoria, particularmente de Guatemala, El Salvador y Honduras. Los altos niveles de
corrupción y represión estatal fortalecen la tendencia a la migración originada por la
explotación capitalista. Además, realizan acuerdos con el imperialismo norteamericano para
restringir la emigración de sus países, como el acuerdo de “tercer país seguro” que firmó el
gobierno de Guatemala, que facilita la expulsión de hondureños y salvadoreños que intenten
pedir asilo en los Estados Unidos.
6. Las Juventudes Comunistas firmantes, reconocemos la necesidad de aumentar nuestro
intercambio en el análisis de las condiciones que golpean a nuestra juventud en América, así
mismo, la obligación que tenemos de emprender actividades, jornadas de lucha que apunten a
una coordinación para luchar contra el imperialismo como fase superior del desarrollo
capitalista, y oponer a ello la salida revolucionaria, el socialismo-comunismo como verdadera y
única alternativa a la barbarie.

Atentamente:
Juventud Comunista de Bolivia
Unión de la Juventud Comunista - Brasil
Liga de la Juventud Comunista – Canadá
Juventud Comunista del Ecuador
Juventud Comunista de El Salvador
Liga de la Juventud Comunista - Estados Unidos
Juventud del Partido Guatemalteco del Trabajo
Federación de Jóvenes Comunistas – México

Juventud Comunista Paraguaya

Juventud Comunista de Venezuela

 

Partido Comunista de Mexico

El Comunista